Movie Suite© por José D'Laura

lunes, octubre 20, 2014

El libro de la vida: ópera prima de Jorge R. Gutiérrez.

Desde hace años, México acapara titulares de noticias relacionadas con corrupción, violencia de los cárteles del narcotráfico y las mujeres asesinadas de Ciudad Juárez. Pero es una cultura tan rica que bien merece ser exportada para conocimiento de todos. El libro de la vida, ópera prima de Jorge R. Gutiérrez funciona como inventario de la rica cultura mexicana. Primer punto a su favor.
Hace muchos años, Guillermo del Toro coincidió con Pedro Almodóvar en el Festival de Miami. El español se ofreció para producirle un filme al mexicano (El espinazo del diablo, 2001) y, por si fuera poco, le dio un consejo de oro: “Un buen productor está cuando el director lo necesita y NO está cuando el director no lo necesita.”
Ahí le nació una vocación como productor a Del Toro, que  ha ejercitado con algunos directores en filmes que, temáticamente, se le parecen: El orfanato (2007, J.A. Bayona), Los ojos de Julia (2010, Guillem Morales) y Mamá (2013, Andy Muschietti), pero que también ha hecho posibles proyectos que se diferencian bastante de su filmografía: Cosas insignificantes (2008, Andrea Martínez), Rudo y cursi (2008, Carlos Cuarón) y Rabia (2009, Sebastián Cordero). Como común denominador de la lista: nombres de gente muy talentosa involucrada y varias óperas primas.
Pues ahora Del Toro ha logrado que debute Jorge R. Gutiérrez con El libro de la vida, un largometraje de animación que vende a México en cada fotograma.
En El libro de la vida, participamos de la celebración mexicana del “Día de los Muertos”, que festeja la memoria de los difuntos con coloridas ofrendas, para que permanezcan en la “Tierra de los Recordados”, es el escenario donde se desarrolla una historia de amor entre María y sus dos pretendientes: Manolo y Joaquín. (No tiene nada que ver, excepto el escenario, pero siempre recordaré eso de Bajo el volcán (1984, John Huston).
Por supuesto, un filme que habla de México derrocha colores encendidos por doquier: una auténtica fiesta para los sentidos que, de seguro, deleita a todos en la sala. Lo interesante es que el libreto de Gutiérrez, convierte la fiesta en una lección de historia mexicana que se asimila con el entusiasmo de los niños que hacen una visita a un museo. Tremendo logro: aprendemos mientras nos divertimos.
Por demás, Gutiérrez se arriesga hasta el límite, cuando se burla de la percepción de México en el exterior, de las regulaciones de las historias para niños, y hasta de los mitos en los cuales se basan muchas tradiciones de nuestros pueblos. Pero sin perder un ápice de su natural candidez, de la exótica frescura de su propuesta cinematográfica.


El libro de la vida (2014). Dirección: Jorge R. Gutiérrez; Guión: Jorge R. Gutiérrez y Douglas Langdale; Música: Gustavo Santaolalla; Edición: Ahren Shaw; Voces: Diego Luna, Zoe Saldaña, Kate del Castillo, Ana de la Reguera, Eugenio Derbez.