Movie Suite© por José D'Laura

viernes, abril 26, 2019

Los pesos pesados del Festival de Cannes 2019.


Sin ninguna duda, el Festival de Cine de Cannes sigue siendo el mejor festival de cine del mundo.
Bastaría echar un vistazo por los filmes que este año compiten por la prestigiosa Palma de Oro y repasar algunos de los nombres más sólidos del cine mundial.
Estos son los pesos pesados de Cannes 2019:
-Terrence Malick. El cineasta norteamericano (entre los 3 mejores del mundo, junto a Lars von Trier y Ashgar Farhadi) ya ganó la Palma de Oro por su formidable Tree of Life. Ahora compite con A Hidden Life, la historia del austriaco Franz Jägerstätter, objetor de conciencia, que se negó a luchar para los nazis durante la Segunda Guerra Mundial y acabó siendo ejecutado por ellos en 1943, para ser declarado mártir y beatificado por la Iglesia.

-Jean-Pierre Dardenne y Luc Dardenne. Estos hermanos belgas han ganado en dos ocasiones la Palma de Oro: por Rosetta (1999) y L’Enfant (2005). Ahora compiten con Young Ahmed, una historia contemporánea sobre el destino del joven Ahmed, de apenas 13 años, se ha quedado atrapado entre los ideales de pureza del que le habla su imán y las pasiones de la vida.

-Ken Loach. Este director británico, conocido por su estilo de realismo social, también ha ganado en dos ocasiones la Palma de Oro: por El viento que agita la cebada (2006) y I, Daniel Blake (2016). Presenta su Sorry We Missed You, drama sobre una familia trabajadora en la Inglaterra de hoy.

-Pedro Almodóvar. El director manchego ya participó en el certamen con Todo sobre mi madre, Volver, Los abrazos rotos, La piel que habito y Julieta. Almodóvar, que presidió el jurado en la 70 edición del festival, obtuvo en Cannes el premio al mejor director por Todo sobre mi madre y el de mejor guion por Volver, que también mereció un premio a su reparto femenino. Ahora participa con Dolor y gloria, un gran éxito de taquilla en España.

-Jim Jarmusch es probablemente el más admirado de los directores independientes de Estados Unidos y una indiscutible referencia en ese campo. En Cannes ha ganado la Cámara de Oro con Stranger Than Paradise (1984), la Palma de Oro al mejor cortometraje con Coffee and Cigarettes (1993) y el Gran Premio del Jurado con Broken Flowers (2005). Ahora presenta The Dead Don’t Die, película de zombies que ha sido elegida para inaugurar el festival.

-Bong Joon-ho. Este director surcoreano es difícil de encasillar. Ha dirigido filmes como Memories of Murder, éxito de público y crítica, y The Host, película estrenada en Cannes y que mantiene el cetro como la más taquillera en Corea del Sur. Ahora presenta Parasite, la historia de dos familias, que tienen mucho en común pese a pertenecer a dos mundos totalmente distintos y que comienzan una interrelación de resultados impresivibles.

- Elia Suleiman. Con su Divine Intervention (2002) este director palestino se llevó en Cannes el Premio del Jurado y el Premio Fipresci. Ya tenía en su haber el premio a la mejor ópera prima en Venecia por Chronicle of a disappearance (1996). Ahora compite con It Must Be Heaven, que bien puede convertirse en una favorita del jurado.

La pregunta del millón es: ¿premiará Cannes a uno de los pesos pesados que compiten o sorprenderá con algún talento emergente?

martes, abril 23, 2019

Theo Angelopoulos: la estética del desarraigo.


(Vacaciones de Pascua es igual a Buen Cine: la fórmula que me redime cada año. Y como el Cine siempre es un viaje y siempre es un sueño, hice mis maletas y abordé el vuelo con destino a Grecia, para conocer un poco más de Theo Angelopoulos, uno de los mejores cineastas de nuestro tiempo. Agradezco la cinéfila complicidad de Alberto Ramos.  –José)

                                                    “Al principio Dios creó el viaje, después la duda y la nostalgia”.

Al final de Simón del desierto, Luis Buñuel no tiene piedad con su personaje: lo abandona completamente desesperanzado ante Carne radioactiva, el baile al que todos se entregan frenéticos y desafiantes. No hay voluntad que valga y ya nunca seremos los mismos de ayer. En ese mismo estado de desconcierto me dejan las películas de Angelopoulos: abatido por las penas humanas de gente que no he conocido ni conoceré. Así de magistral es el cine de este genio de la niebla y la nostalgia.
Angelopoulos nació en Atenas, menudo compromiso con la historia griega y su pesada herencia cultural. A pesar de su ascendencia mediterránea, en sus filmes predominan los paisajes fríos, grises y pétreos de las montañas del norte de Grecia.
Se matriculó en la universidad para estudiar Derecho, pero la mayoría de su tiempo lo pasaba en las salas de cine, entre clásicos policiales y musicales americanos, especialmente de Vincente Minnelli y Stanley Donen.
Luego en París, dizque estudiando letras en la Sorbona, se vincula a la secta que creció en la Cinemateca de Henri Langlois. Allí descubriría las imágenes que le servirán de fundamento a su cine, verbigracia, los planos-secuencia y los fuera de campo de Kenji Mizoguchi.
Para los que llevan anotaciones: un filme americano tiene, en promedio, 2,000 planos. Un filme de Angelopoulos nunca sobrepasa los 100 planos.
Arranco con El viaje de los comediantes (1975), una de las piezas de su “trilogía histórica”. El director se adentra en el mundo de una compañía de teatro ambulante quienes, al recorrer toda Grecia, se convierten en testigos excepcionales de todos los cambios políticos que su país experimenta: la invasión nazi de 1941, la lucha de la resistencia, la liberación en 1944, los enfrentamientos entre los partisanos comunistas y los soldados ingleses que apoyaban la restauración de la monarquía, la guerra civil y un largo etcétera.
Puestos frente al pelotón de fusilamiento varias veces, por el solo hecho de ser artistas, siempre serán los sospechosos habituales que no se doblegan al poder.
Angelopoulos construye una monumental obra de casi 4 horas que se pasea por el escenario de la Grecia de 1939 a 1952 y su tragedia eterna: un pueblo desunido. La película ganó el Premio Fipresci en Cannes, mejor película del año del Instituto Británico del Cine, Premio Fipresci como una de las mejores películas en la historia del cine, el Grand Prix of the Arts en Japón y el Golden Age Award en Bruselas.
A esa compañía de teatro la condenará a viajar sin rumbo por algunos de sus filmes, por ejemplo, Pasaje en la niebla (1988).
Aparece en escena (es un decir) el brillante guionista Tonino Guerra para dar paso a su “trilogía del silencio”: Viaje a Citera (1983), El apicultor (1986) y Paisaje en la niebla, que protagonizan unos seres expulsados y empujados por la historia hacia un viaje iniciático, donde la simbólica búsqueda del padre marca sus destinos.
Voula y Alexandros son los pequeños hermanos que se escapan de su hogar para salir en la búsqueda de su padre, a quien solo conocen en sueños, y que vive en Alemania. En realidad, todo ha sido un cuento de la madre para no admitir que son hijos del azar. Otra historia para dormir curiosidades y alimentar princesas. La realidad es otra cosa y, a pesar de que aparece de vez en cuando la solidaridad, la maldad arranca los vestigios de inocencia de quienes persiguen sus sueños. Por Paisaje en la niebla, su director ganó el León de Oro en Venecia y el Premio Hugo de Oro. El filme también ganó el Premio Félix a la mejor película europea.
Y lo mejor: dio inicio a una cadena de colaboraciones con Tonino Guerra, que se extendió por 6 películas más. Sobre Tonino: “Es un viejo campesino muy listo y muy sabio, que tiene la sabiduría de la tierra. Conoce bien lo justo y lo injusto. Es un hombre con quien sientes la necesidad de confesarte”. Probablemente es la mejor definición que he escuchado de lo que es ser guionista.
Su “díptico de los Balcanes” está conformado por: El paso suspendido de la cigüeña (1991) y La mirada de Ulises (1995).
La desgarradora mirada de un periodista es la perspectiva desde la que aborda los anegados paisajes limítrofes con Grecia: Bosnia, Sarajevo, Macedonia, Albania, poblados de fantasmas en éxodo perpetuo de la guerra, de la sinrazón, de la locura de los Balcanes.
Estos refugiados, expatriados, víctimas de la espera de un mejor mañana, se convierten en la mejor demostración de la maldición de las fronteras, esa maligna invención de los poderosos para repartirse el planeta.  
En la “sala de espera”, un barrio en el norte de Grecia, en la frontera con Albania, refugiados kurdos, turcos, albaneses, polacos, rumanos e iraníes esperan un permiso que les permita ingresar formalmente al país, mientras se agotan sus posibilidades.
En La mirada de Ulises, un cineasta griego regresa a su ciudad natal para emprender un viaje en busca de 3 bobinas de películas de los hermanos Miltos y Yannakis Manakis, los pioneros del cine griego. En las fachadas de los edificios se proyecta Paisaje en la niebla (autoreferencia del director) que sirve para evocar el desconcierto de volver a los lugares donde fuimos felices, para descubrir que nada queda de ellos y que todo ha cambiado: hemos perdido la cordura en guerras sin sentido.
El filme es una libre adaptación de La Odisea, de Homero, con giros extraordinarios como el hecho de que Penélope, Cirse, Calipso y Nausícaa están representadas por la misma actriz, Maïa Morgenstein.
Con La mirada de Ulises obtuvo el Gran Premio del Jurado y el Premio Fipresci en Cannes, el Nastro d’Argento de la crítica italiana al mejor director extranjero y el Premio Sant Jordi a la mejor película extranjera.
La eternidad y un día (1998) cuenta la historia de Alexander, un poeta quien, a pocas horas de su muerte, se encuentra con un niño albanés que le ofrece, por primera vez en su vida, la oportunidad de comprometerse con el otro y expresarle su afecto.
Para el realizador que mejor ha expuesto en el cine los costos emocionales y personales de los viajes, no deja de ser una maravillosa vuelta de tuerca discursiva esta profunda reflexión sobre los errores de vivir exiliado de uno mismo, acaso perfecto producto terminado de esta jungla de espejos.
Realizada con notable pulso de maestro, el filme sobresale por una puesta en escena prácticamente perfecta que ha sido aplaudida por los públicos de todo el mundo. Por eso a nadie sorprendió que Angelopoulos recibiera la Palma de Oro del Festival de Cannes, así como el Premio del Jurado Ecuménico.
En 1919, debido a la invasión del Ejército Rojo a Odessa, algunos griegos se ven obligados a regresar a Salónica y levantar un pueblo junto al río. Al frente de todos, destaca Eleni, una niña huérfana de 3 años. Ella busca la manita del niño de su nueva familia, Alexis. Ahí nace su amor eterno. Ahí nace la tragedia que les perseguirá toda su vida. Y siempre la guerra separando al hombre de su familia, separando al hombre de su razón de ser.
Eleni (2004) establece una mirada visionaria, una suma poética del siglo XX, sin dejar de evocar a la Helena del mito que reivindica al amor absoluto. El filme recibió el Premio Fipresci a la mejor película del año en los Premios de la Academia del Cine Europeo.   

El 24 de enero de 2012, Theo Angelopoulos fue arrollado por una motocicleta en una avenida de Atenas, mientras buscaba locaciones para su nuevo filme. La prensa (como siempre) no aclara casi nada sobre el suceso y muchos aseguran que, en realidad, el cineasta dio inicio a otro de sus fabulosos planos-secuencia, uno en que como regla fundamental están presentes el viaje, la memoria y el olvido.

lunes, abril 22, 2019

Cannes 2019: Alain Delon Palma de Oro honorífica.


El actor francés Alain Delon recibirá la Palma de Oro honorífica en la próxima edición del Festival de Cannes, que abrirá el próximo 14 de mayo, según anunciaron los organizadores.
Cannes recordó en un comunicado que el primer paso de Delon por la alfombra roja de Cannes en 1961, con Qué alegría de vivir estuvo marcada por un gran fervor, que se repitió 30 años más tarde cuando llegó en helicóptero para presentar "Nouvelle vague".
Además de otras participaciones, Delon protagonizó El gatopardo (1963), de Luchino Visconti, filme que ganó la Palma de Oro de aquella edición.
El delegado general del Festival, Thierry Frémaux, admitió que Delon aceptó este reconocimiento tras muchas dudas, porque consideraba que su presencia en el Festival solo tenía sentido para impulsar el trabajo de los directores con los que ha trabajado.
"Es un monstruo sagrado, una leyenda viva y un icono planetario. En Japón, donde le veneran, le conocen como el 'samurai de primavera'", señaló el Festival, que recuerda que el actor aparece "en más de 80 películas", innumerables obras maestras y ha recibido superlativos que subrayan la envergadura artística y su reconocimiento internacional.
Tras su eclosión en Plein soleil, obra de René Clément de 1960, que sacó a la luz a este "diamante en bruto" de 25 años, llegaron obras que se han convertido en clásicos.
"Viajar por su filmografía es como revivir las más hermosas horas de la historia del cine contemporáneo", agregó Cannes.
Ha estado a las órdenes de Antonioni, Visconti, Melville, Losey, Godard, Deray, entre otros, compartido reparto con "inmensas estrellas" como Gabin, Lancaster, Montand, Sharif o Ventura y en abrazado a actrices como Mireille Darc, Romy Schneider, Claudia Cardinale, Ursula Andress o Monica Vitti.
"Uniendo exigencia artística y éxito popular, es un campeón de la taquilla que nunca se ha alejado del cine de autor", añadió el Festival.
Recordó que desde 1964 también ejerció de productor y que, posteriormente, se puso detrás de la cámara para firmar dos cintas policiacas, Le Battant y Pour la peau d'un flic.
"Magnético con Visconti, misterioso en las policiacas de Melville y Verneuil, Alain Delon siempre ha tomado decisiones importantes, vistiendo pronto el papel de joven protagonista, consagrándose a personajes complejos, ambivalentes y trágicos", indicaron los organizadores.
Delon, agregaron, fue una gran fuente de inspiración para John Woo o Quentin Tarantino.
"Solo hay una cosa que me ha faltado y siempre me faltará: me hubiera gustado, antes de morir, hacer una película dirigida por una mujer", ha dicho Delon, según recuerda el festival.
El mítico intérprete inscribirá su nombre junto a los de Jeanne Moreau, Woody Allen, Bernardo Bertolucci, Jane Fonda, Clint Eastwood, Jean-Paul Belmondo, Manoel de Oliveira, Agnès Varda y Jean-Pierre Léaud, que ya recibieron la Palma de Honor de Cannes en anteriores ediciones.

Festival de Cannes 2019: la Selección Oficial.



El mejor festival de cine del mundo, el Festival de Cannes ha dado a conocer su lista de películas en competencia y desde ya se avisora una deslumbrante cartelera de calidad.
Basta con repasar algunos de los nombres que compiten:

Filme de apertura:
- The Dead Don’t Die, Dir. Jim Jarmusch (también en competencia)

Sección Oficial:
-Pain and Glory, Dir. Pedro Almodóvar
-The Traitor, Dir. Marco Bellocchio
-The Wild Goose Lake, Dir. Diao Yinan
-Parasite, Dir. Bong Joon-ho
-Young Ahmed, Dir. Jean-Pierre Dardenne & Luc Dardenne
-Oh Mercy!, Dir. Arnaud Desplechin
-Atlantique, Dir. Mati Diop
-Matthias and Maxime, Dir. Xavier Dolan
-Little Joe, Dir. Jessica Hausner
-Sorry We Missed You, Dir. Ken Loach
-Les Miserables, Dir. Ladj Ly
-A Hidden Life, Dir. Terrence Malick
-Bacurau, Dir. Kleber Mendonça Filho & Juliano Dornelles
-The Whistlers, Dir. Corneliu Porumboiu
-Frankie, Dir. Ira Sachs
-Portrait of a Lady on Fire, Dir. Céline Sciamma
-It Must Be Heaven, Dir. Elia Suleiman
-Sibyl, Dir. Justine Triet

Sección “Una cierta mirada”:
-Invisible Life, Dir. Karim Aïnouz
-Beanpole, Dir. Kantemir Balagov
-The Swallows of Kabul, Dir. Zabou Breitman & Eléa Gobé Mévellec
-A Brother’s Life, Dir. Monia Chokri
-The Climb, Dir. Michael Covino
-Joan of Arc, Dir. Bruno Dumont
-A Sun That Never Sets, Dir. Olivier Laxe
-Room 212, Dir. Christophe Honoré
-Port Authority, Dir. Danielle Lessovitz
-Papicha, Dir. Mounia Meddour
-Adam, Dir. Maryam Touzani
-Zhuo Ren Mi Mi, Dir. Midi Z
-Liberte, Dir. Albert Serra
-Bull, Dir. Annie Silverstein
-Summer of Changsha, Dir. Zu Feng
-Evge, Dir. Nariman Aliev
Fuera de competencia, se presentarán:
-The Best Years of Life, Dir. Claude Lelouch
-Rocketman, Dir. Dexter Fletcher
-Too Old to Die Young (2 Episodios), Dir. Nicolas Winding Refn
-Diego Maradona, Dir. Asif Kapadia
-Belle Epoque, Dir. Nicolas Bedos

Proyecciones especiales:
-Share, Dir. Pippa Bianco
-For Sama, Dir. Waad Al Kateab & Edward Watts
-Family Romance, Dir. Werner Herzog
-Tommaso, Abel Ferrara
-To Be Alive and Know It, Dir. Alain Cavalier

lunes, abril 15, 2019

Festival de Cannes 2019: afiche homenaje a Agnès Varda.


El Festival de Cannes en su edición número 72, le dedica su póster oficial a Agnès Varda, importante cineasta francesa, pionera del cine hecho por mujeres y del cine feminista recientemente fallecida.
En el cartel podemos ver a Varda filmando en el set de su primera película, La Pointe Courte. Este cartel, el número 72 en la historia del festival, rinde un homenaje a una de las mujeres más importantes del cine que no sólo creó su propia narrativa, sino también la vivió con simplicidad, libertad y la búsqueda constante de medios naturales que pone al director o artista por encima de su obra.
El póster presenta a Agnès Varda a sus 26 años mientras filmaba una escena de La Pointe Courte de 1954. Podemos ver a la directora parada sobre la espalda de un técnico mientras mira a través del lente de la cámara. La fotografía se tomó en Sete, una playa ubicada al sureste de Francia. En 1955, esta cinta tan determinante se proyectó durante el Festival de Cannes, pero fuera de competencia, comenzando así una larga relación con el festival en el que desfilaron 13 de sus filmes como parte de la Selección Oficial.
En 2015, Agnès Varda se convirtió en la primera mujer en la historia en recibir una Palma de Oro honoraria que se sumó a sus múltiples reconocimientos en todo el mundo y a través de los mejores festivales como el León de Oro en Venecia, el Oso de Plata de Berlín y un Oscar honorario en 2018, que la convirtió en la nominada a los premios de la Academia de mayor edad.
Tal y como explican en el comunicado del certamen, la imagen seleccionada contiene toda la esencia de la propia Varda: “pasión, audacia, travesura. Los ingredientes de una receta de artista en libertad que enriquecerá constantemente. Sesenta y cinco años de creación y experimentación, casi tanto como el Festival de Cine de Cannes”, cita la nota de prensa.

miércoles, abril 10, 2019

Cannes 2019: filme de apertura.

The Dead Don't Die, la nueva comedia de zombis de Jim Jarmusch con Bill Murray, Chloë Sevigny y Adam Driver, inaugurará la 72ª edición de Cannes, según anunció la organización del festival más prestigioso del mundo. 
El Festival de Cannes levanta el telón el próximo 14 de mayo y lo hará con este trabajo de Jarmusch que ha despertado muchísima expectación. Por el amplio reparto formado por caras conocidas, estrellas de Hollywood y del mundo de la música, y recién llegados al universo Jarmusch; y también por la propia premisa del filme, porque The Dead Don't Die sigue a Bill Murray, Adam Driver y Chloë Sevigny como el equipo de policías que tiene que enfrentarse a una epidemia de zombis.
Jarmusch es un rostro habitual en Cannes desde que ganó la Cámara de Oro en 1984 con Extraños en el paraíso, y ha competido en la sección oficial en diversas ocasiones con títulos como PatersonFlores rotas (Gran Premio del Jurado en 2005), Solo los amantes sobreviven y Bajo el peso de la ley.
El próximo jueves 18 de abril tiene lugar en París la rueda de prensa con el anuncio de toda la programación oficial. Entre los nombres que se esperan que participen: Once upon a time in Hollywood, de Quentin Tarantino, Dolor y Gloria, de Pedro Almodóvar, o Ahmed, lo nuevo de los hermanos Dardenne. 

lunes, abril 01, 2019

Adiós a los Premios Fénix.



Después de siete años de consolidar un proyecto que tiene como propósito principal la difusión y promoción de la cultura cinematográfica de México, América Latina, España y Portugal, incluyendo a todos sus profesionales: divulgadores, pensadores, promotores, realizadores, técnicos, distribuidores y exhibidores, la asociación Cinema23 tomó la difícil decisión de cancelar los Premios Fénix este año ante la falta de respuesta y apoyo de la nueva administración del país y de la Ciudad de México.
Las políticas públicas y culturales han cambiado radicalmente en nuestro país ya que no permiten que las organizaciones de la sociedad civil (OSC) tengan acceso a recursos públicos. Por otro lado, la viabilidad de los Fénix de forma únicamente comercial a través de patrocinios privados es imposible, por lo que es necesaria la participación y continuidad del Estado para realizar una iniciativa de esta envergadura. Cinema23 considera que la falta de apoyo por parte de los actuales gobiernos local y federal a los Premios Fénix y sus diversas estrategias de promoción, difusión y visibilidad truncan la oportunidad de darle continuidad no sólo a una inversión previa por parte del Estado, que contribuye al fortalecimiento de la imagen de la capital del país como una ciudad líder en términos culturales y cinematográficos en América Latina, sino a un proyecto sólido, necesario y de enorme potencial, creado por los profesionales de cine con el fin de concebir un mercado común regional que comparta historias, realidades y experiencias, más allá de nuestras fronteras, y que reúna a sus pares de la región para así conocernos y re-conocernos más como pueblos y sociedades diversos y plurales, sin un referente hegemónico que determine la oferta cultural audiovisual.
Cinema23, organización responsable de los Premios Fénix, surgió en el año 2012 gracias a la voluntad de varios individuos que pusieron en marcha este proyecto. Desde la primera edición en 2014 hasta su quinta edición en el 2018, recibió el apoyo del gobierno de la Ciudad de México y su Secretaría de Cultura, la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, Conaculta en su momento, la Secretaría de Cultura del Gobierno Federal y el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris —casa de los Premios Fénix—, además de contar con importantes patrocinios privados.
En las 5 ediciones de los Premios Fénix se logró mostrar al mundo una selección finamente curada y destacada de la filmografía de la región, un impacto sin precedentes a nivel mediático con más de 4 millones de televidentes en todas las ediciones y 7,500 notas de prensa (impresa y online) en 30 países. Además, convocaron y reunieron a más de 600 nominados y artistas iberoamericanos, sin duda uno de los aciertos más valiosos para acercar al público y a los estudiantes de cine a los realizadores y sus trabajos, siempre con el objetivo de reflexionar sobre el cine y nuestras realidades, creando comunidad, fortaleciendo la promoción de un cine de calidad más allá de estilos, presupuestos, lenguas, ideologías y fronteras, formando públicos y contribuyendo a la profesionalización de los jóvenes realizadores.
Desde 2012, los integrantes de Cinema23 han construido una plataforma que va más allá de la ceremonia de premiación, creando espacios de diálogo, formación y colaboración. Actualmente la asociación cuenta con más de mil integrantes, destacados profesionales de la industria de cine de los 22 países de la región, además de otros interesados en nuestro cine, entre los que destacan nombres como Gael García Bernal, Cecilia Suárez, Diego Luna, Paz Vega, Daniel Giménez Cacho, Marina de Tavira, Alfonso Cuarón, Rossy de Palma, Sebastián Lelio, Sonia Braga, Wagner Moura, Bertha Navarro, Pawel Pawlikowski, Alice Braga, Pablo Larraín, Elena Anaya, Edgar Ramírez, Dolores Fonzi, José María Yazpik, Maribel Verdú, Eugenio Caballero, Fernanda Solórzano, Alfredo Castro, Daniela Vega, Fito Páez, Daniela Michel, Ricardo Darín, Cecilia Roth, Leonardo Sbaraglia, Natalia Reyes, Luis Ospina, Ana de la Reguera, Ciro Guerra, Oona Chaplin, Elia Suleiman, Maria de Medeiros, Miguel Gomes, Karla Souza, Manolo Cardona, Marisa Paredes, Jorge Perugorría, Ilse Salas, Gaz Alazraki, Irene Azuela, Paco León, Angie Cepeda, Manolo Caro, Karina Gidi, Daniel Brühl, Salma Hayek, Jayro Bustamante, Martha Higareda, Arturo Ripstein, Patricia Reyes Spíndola, Guillermo del Toro, Kate del Castillo, Luis Gerardo Méndez, Bárbara Mori, Alfonso Herrera, Juana Acosta, Alonso Ruizpalacios, Stephanie Cayo, Nahuel Pérez Biscayart, Paulina García, Antonio de la Torre, Ángela Molina, Gregory Nava, María Valverde, Demián Bichir, Dolores Heredia y Alejandro González Iñárritu, así como representantes de los festivales de cine más importantes, críticos, promotores, académicos, distribuidores, exhibidores y otros muchos artistas no dedicados al cine que se unieron a esta causa.
Esta plataforma deja un legado digital en la página web de Cinema23-Premios Fénix (cinema23.com) con 36 publicaciones gratuitas y trilingües sobre cine contemporáneo (Los cuadernos de Cinema23), que incluyen ensayos, conversaciones, historia de cineastas destacados y guiones de rodaje; una colección de cerca de 200 entrevistas con realizadores de la región de los últimos 5 años; un registro audiovisual de conversaciones entre profesionales sobre los oficios de cine, clases magistrales, colaboraciones en talleres y presentaciones con alumnos de educación media; un blog con la historia del cine de la mayoría de los países de la región, ensayos sobre movimientos sociales en el cine; una base de datos en construcción de profesionales de cine integrantes de Cinema23 que cuenta con fotografías, enlaces relacionados y filmografías; y un listado de los más de 3,500 largometrajes de ficción y documental elegibles a los Fénix de 2014 a la fecha.
Cinema23 y el Premio iberoamericano de Cine Fénix agradecen la colaboración de los integrantes de su asociación, el apoyo recibido durante la administración anterior para la realización de las cinco ediciones por parte del gobierno local y federal, los patrocinadores, medios aliados, colaboradores, instituciones y los miles de colegas, amigos y público que hicieron posible este proyecto.
Cinema23 apuesta por que la comunidad de cine, de la cultura y las artes resistan ante la falta de claridad sobre las estrategias y vehículos de promoción por parte del Estado, muy importantes para el desarrollo de una nación.
Gracias de parte de Cinema23 y Premios Fénix.