Movie Suite© por José D'Laura

lunes, julio 04, 2016

Todos los hombres son iguales: una buena comedia.

En 1994, el español Manuel Gómez Pereira estrenó Todos los hombres sois iguales, una comedia con las actuaciones de Imanol Arias, Antonio Resines, Juanjo Puigcorbé y Cristina Marcos, que le valió a esta última el Premio Goya como Mejor Protagonista Femenina. La comedia también ganó el Goya al Mejor Guion, un crédito compartido por Gómez Pereira con Joaquín Oristrell, Juan Luis Iborra y Yolanda García Serrano.
Contaba la historia de tres divorciados, con el desprecio hacia las mujeres como común denominador, que compartían un apartamento. Entonces llega la chica de la limpieza y altera todo el entorno.
Inspirada en ese éxito, Manuel Gómez Pereira nos presenta ahora Todos los hombres son iguales, comedia protagonizada por un elenco internacional: por el peruano Christian Meier, el argentino Mike Amigorena y los dominicanos Frank Perozo y Nashla Bogaert.
El esquema básico de la historia es el mismo, ahora con las actualizaciones que demanda la historia para hacerla digerible para el público de nuestros días y la caracterización de los personajes según la nacionalidad de los actores que los encarnan.
La comedia funciona de cara al público que busca la típica comedia de enredos que resulta agradable. En efecto, Todos los hombres son iguales hace reir y el público ha abarrotado las salas en donde se exhibe porque ha recibido una cálida recomendación de quienes ya la vieron.
La comedia funciona porque parte de un texto que prioriza la claridad de la historia y la presenta sin subterfugios innecesarios. Una historia simple que se expone de la manera más precisa posible y que se gana la voluntad del espectador a los pocos minutos de iniciada la proyección. Entre los puntos a su favor esta la buena química entre Perozo y Bogaert (ya probada en ¿Quién manda?), quienes nueva vez logran muy buenos momentos de humor.
De cara a lo que representa para el cine que se hace en Dominicana este tipo de producciones, es mucho el aporte que puede hacer una persona con la experiencia de Gómez Pereira para que los nuestros sigan en su trayectoria de éxito. Basta recordar que Gómez Pereira ha dirigido filmes como: Boca a boca (1995, con Javier Bardem y Aitana Sánchez-Gijón), El amor perjudica seriamente la salud (1996, con Ana Belén y Juanjo Puigcorbé) y Entre las piernas (1999, con Victoria Abril y Javier Bardem). El propio Gómez Periera puede convertirse en el mejor promotor de nuestra industria cinematográfica y las ventajas de rodar en Dominicana, de la capacidad y entrega de nuestros técnicos y nuestros talentos.
Una mención especial merece José Salcedo, veterano editor de más de 150 películas, incluyendo las 20 de Pedro Almodóvar, quien aporta desde su mesa al ritmo que era necesario para el filme.
Dicen que la “guerra de los sexos” es el alfa y omega de las comedias de enredos. Todos los hombres son iguales es la mejor prueba de que sigue funcionando como el primer día.


Todos los hombres son iguales (2016). Dirección; Manuel Gómez Pereira; Guión: Manuel Gómez Pereira y Miguel Alcántara; Fotografía: Aitor Mantxola; Edición: José Salcedo; Música: Sergio Jiménez Lacima; Elenco: Christian Meier, Mike Amigorena, Frank Perozo, Nashla Bogaert.