Movie Suite© por José D'Laura

jueves, enero 12, 2017

Manchester junto al mar: extraordinario drama de Kenneth Lonergan.

Cuando el reputado dramaturgo Kenneth Lonergan debutó con You Can Count On Me, filme presentado en el Festival de Sundance de 2000, donde obtuvo el Gran Premio del Jurado, junto a Girlfight, todos quedamos rendidos a sus pies. Lonergan llenó su estante de trofeos, incluyendo los Premios Spirit al mejor guion y a la mejor ópera prima.
Destacó desde el primer momento la gran capacidad de Lonergan de crear personajes de gran profundidad dramática y sicológica, y su toque mágico para dirigir actores. De hecho, un desconocido Mark Ruffalo sobresalía por encima del elenco, inscribiéndose por talento propio entre los mejores actores de Hollywood.
En 2005, realizó Margaret con una Anna Paquin espectacular. Problemas con su edición final (dignos de un documental) retrasaron su estreno hasta 2011. Al igual que su ópera prima, un excelente guion dibujaba personajes ricos en matices.  
Esos personajes de Lonergan arrastran algún complejo de culpa y gran parte de su identidad viene dada por sus silencios. Son personajes a los que las heridas de la vida, les ha partido el alma y una pesada carga apenas les permite navegar a la deriva. Este punto es esencial para adentrarnos en Manchester junto al mar.
Manchester es un bulevar de corazones en invierno. Una ciudad-personaje en la que el frío lo consume todo. Que se ubique frente al mar es un arma de doble filo: el mar es tanto la puerta hacia otros horizontes, así como el muro de agua que nos impide escapar de la prisión cotidiana.
En Manchester, la tierra, endurecida por el frío, se niega a recibir a los frutos de su propio polvo, provocando un estado de histeria cercano a la locura.
Este es el contexto para que se luzca un increíble Casey Affleck, que se ha ganado con creces que le dejemos de llamar “el hermano de Ben”. Affleck desde hace tiempo viene logrando excelentes personajes: The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford (2007), Gone Baby Gone (2007), The Killer Inside Me (2010); y ahora construye un personaje con una carga existencial insoportable, con una furia apenas contenida, como una bomba siempre a punto de estallar. Ya recibió el Globo de Oro y se encamina a conseguir su Oscar.
A su lado, Michelle Williams. Lo digo para que quede bien claro: ella es la actriz americana más talentosa de su generación.
Lonergan, fiel a su estilo, presenta un guion sin desperdicios que sirve su drama en la dosis adecuada para adentrarnos, poco a poco y sin sobresaltos innecesarios, en la historia de estos personajes mustios, anclados en una redención que nunca llega, en una pérdida irrecuperable y casi imposible de superar, en una ciudad en que todo está congelado, hasta las ganas de vivir.


Manchester junto al mar (2016). Dirección y guion: Kenneth Lonergan; Fotografía: Jody Lee Lipes; Música: Lesley Barber; Edición: Jennifer Lame; Elenco: Casey Affleck, Michelle Williams, Lucas Hedges.