Movie Suite© por José D'Laura

lunes, junio 27, 2016

Buscando a Dory: otro éxito de Disney/Pixar.

Cada año para estas fechas, recibimos la entrega de, al menos, una nueva propuesta de Pixar y Disney, cada vez más perfecta en sus técnicas de animación por computadoras.
Este año se trata de Buscando a Dory que, por la recaudación a que exhibe al momento de escribir estas líneas, hay que catalogar como fulminante éxito: $286 millones de dólares en USA y unos $400 en el resto del mundo. Para la historia: de los 16 largometrajes de Pixar, 15 han debutado en el puesto no.1.
Hay que estar claro en que Pixar y Disney apuestan a lo seguro con este filme: cuando se usan las estadísticas de las redes sociales (otro referente importante), “Dory” registra más de 25 millones de “Me gusta”, el personaje individual de mayor votación de todos los de Pixar o Disney.
Dory es la olvidadiza pez cirujano (también conocido como “paleta de pintor”) que en Buscando a Nemo (2003) ayudó a su amigo Marlin a encontrar a su hijo Nemo. El nombre, para los que llevan anotaciones, se inspira en el personaje del Capitán Nemo, jefe del submarino “Nautilus” en 20 mil leguas de viaje submarino, de Julio Verne.
Ahora Dory se vale de la ayuda de sus amigos Marlin y Nemo para buscar a sus padres, de quienes se separó por accidente. Como puede apreciarse, Disney apuesta una vez más por lo que es su fuerte emocional: la familia, como base de cualquier sociedad. Primero, Marlin se reencuentra con su hijo Nemo, ahora Dory se reencuentra con sus padres. Todo se trata se reunificar a las familias y, en el camino, encontrar la solidaridad de los más variados amigos, uno de los tantos buenos valores que Disney promueve desde hace mucho tiempo. Mientras más divertidos resultan los amigos, más posibilidades de extender la saga para la factoría.
El impresionante trabajo de animación en Buscando a Dory satisface al más exigente. La recreación visual del movimiento de las olas y todo lo que vive en los arrecifes, sobre todo si el filme se disfruta en 3D, nos sumerge en una realidad virtual sencillamente espectacular.
Recordemos que el director del filme, Andrew Stanton ya tiene dos Oscar (de los 8 de Pixar) en su haber: Buscando a Nemo (2003) y Wall-E (2008). Esta vez co-dirige junto a Angus MacLane, quien ha tenido su entrenamiento en filmes como: Monsters, Los increíbles y Wall-E. Otro método de Pixar: siempre desarrollan sus talentos y ofrecen nuevos aires a sus productos.
Si lo pensamos como una maquinaria de mercadeo, Buscando a Dory era la propuesta lógica para este verano, luego de la tarkovskiana (pero exitosa) Intensa Mente (2015) y la rebelde (pero exitosa) Valiente (2012). Una propuesta mucho más suave y popular, que no presentara el menor problema para nadie. Ya lo dije en el título de la crónica: otro éxito de Pixar.


Buscando a Dory (2016). Dirección: Andrew Stanton y Angus MacLane; Guión: Andrew Stanton, Victoria Strouse, Bob Peterson y Angus MacLane; Fotografía: Jeremy Lasky; Edición: Axel Geddes; Música: Thomas Newman; Voces: Ellen DeGeneres, Albert Brooks, Hayden Rolence.