Movie Suite© por José D'Laura

lunes, agosto 06, 2018

El hilo fantasma: nueva joya de Paul Thomas Anderson.


Cualquier cinéfilo con un mínimo de curiosidad revisa la filmografía de Paul Thomas Anderson y constata sin problemas que estamos ante uno de los cineastas contemporáneos de más sólida carrera. Con razón Sight & Sound lo llamó “uno de los supremos talentos de hoy en día”.
Anderson inició con Hard Eight (1996), filme al que le seguirían dos títulos muy poderosos: Boogie Nights (1997, que consolidó las carreras de Mark Wahlberg y Julianne Moore) y Magnolia (1999, que le permitió ganar el Oso de Oro en Berlín).
Punch-Drunk Love (2002), protagonizada por Adam Sandler, Emily Watson y Philip Seymor Hoffman (uno de sus habituales), fue selección Oficial de Cannes y, a pesar de que ganó como Mejor Director, no contó con el favor de la crítica ni del público. Se repuso con Petróleo sangriento (2007), formidable drama que le mereció a Daniel Day-Lewis su segundo Oscar al Mejor Actor.
Su carrera de éxitos siguió con The Master (2012), estrenada en el Festival de Venecia, donde consiguió el Premio Fipresci, además de las nominaciones al Oscar para sus protagonistas: Philip Seymor Hoffman, Amy Adams y Joaquin Phoenix. Phoenix repitió en Inherent Vice (2014), estrenada en el Festival de New York.
Su más reciente filme, El hilo fantasma (2017), le mereció 6 nominaciones al Premio Oscar, entre las que destaco Mejor Director y Mejor Actor (de nuevo para Daniel Day-Lewis).

El bosque de las máscaras.
Reynolds Woodcock es un lobo solitario con su mundo en perfecto control y equilibrio. Es un diseñador de modas en la cúspide del éxito, viste a los miembros más connotados de la realiza europea, su Casa ofrece el desfile más esperado de cada temporada y usa a las mujeres de su vida como perfectas maniquíes para sus diseños.
Este maravilloso personaje (nueva formidable recreación de Daniel Day-Lewis: no hay calificativos que le hagan justicia al mejor del negocio) es un lobo resignado que se cree fuerte, que deposita su porvenir en mantenerse soltero y que cree que tener ciertas expectativas de los demás es lo que provoca “pena y dolor”.
Pero su mundo queda patas arriba cuando conoce a Alma (Vicky Krieps, nueva musa), una mesera de belleza silvestre que le cautiva a primera vista y le calma su inquietud interior, su malestar de mariposas.
Para controlar su mundo y todo lo que gravita en él, Woodcock cuenta con la eficiente complicidad de Cyril, su hermana soltera que le administra hasta las emociones. La llegada de Alma es apenas la señal para iniciar una guerra sicológica que desarticula al más equilibrado de los mortales.

Vestir es desvestir.
Woodcock es un chico hambriento que se lanza a la cacería con todo su charming de conquista. Por supuesto, cualquier mujer de este planeta caería rendida a sus pies por solo el privilegio de vestir una de sus creaciones que las torna en perfectas princesas de cuentos de hadas y convierte sus sueños en una dulce realidad.
Todas deben desvestirse en cuerpo y alma para Woodcock. En su turno de jugar a Dios, observa detalles, examina desventuras, toma medidas, disfruta ese momento en que todas se entregan confiadas a este mago de las telas y los hilos invisibles que las convierten en la envidia de las demás.  
Si lo desea, puede dotar de senos a la mujer más desprovista. Si así lo quiere, convierte a la más vulgar en dama de corte.
A Woodcock le gusta desenmascarar a sus víctimas y lo hace como todo un caballero: aparta todo maquillaje de la manera más cariñosa, penetra al alma con su mirada incisiva y hace las preguntas pertinentes.
Pero, ojo, que no está del todo definido quién es el lobo y quién la Caperucita de turno.
Los vestidos, por su parte, pueden portar cualquier cosa: monedas, fotos y hasta los más recónditos secretos y deseos. Es posible cualquier cosa cuando se cose una prenda de vestir. Y Reynolds Woodcock lo sabe. Y lo maneja a su favor.
El hilo fantasma pone nueva vez de relieve el magnífico oficio de Anderson como guionista, las exigencias en su oficio de Lewis (aprendió en la firma Balenciaga a confeccionar vestidos) y nos sirve un drama que se nos ofrece impresionante en su aparente simpleza, como los vestidos de buen diseñador.
El hilo fantasma es, sin duda, uno de los mejores estrenos de 2018.

El hilo fantasma (2017). Dirección, guion y fotografía: Paul Thomas Anderson; Edición: Dylan Tichenor; Música: Jonny Greenwood; Elenco: Daniel Day-Lewis, Vicky Krieps, Lesley Manville.