Movie Suite© por José D'Laura

lunes, febrero 06, 2017

La La Land: lo nuevo de Damien Chazelle.

Con solo 32 años, Damien Chazelle va camino a convertirse en el director más joven en ganar el Oscar. La razón es muy simple: ha escrito y dirigido La La Land, un musical que tiene a Hollywood rendido a sus pies.
Sebastian y Mia son dos soñadores empedernidos que llegan a Los Angeles a tratar de convertir sus sueños en realidad. El quiere salvar al Jazz (así con mayúscula), ella quiere ser actriz exitosa. Y el destino caprichoso, los une en la Ciudad de Sueños y les regala una maravillosa historia de amor.
Ya Chazelle había demostrado su talento para dirigir actores en Whiplash, por la que J.K. Simmons consiguió su Oscar como Mejor Actor de reparto. Ahora lo logra de nuevo con Emma Stone y Ryan Gosling , quienes destilan pura química en la pantalla: una parejita que se gana nuestros corazones desde el primer encuentro.
Esta la tercera vez que Stone y Gosling comparten en la pantalla grande: la primera vez fue en Crazy, Stupid, Love (2011), a la que siguió Gangster Squad (2013). Por La La Land, Stone fue premiada como Mejor Actriz en el Festival de Venecia, con el Globo de Oro y el Premio SAG, entre otros. Veremos si le alcanza el combustible para el Oscar. Gosling, uno de los mejores actores de su generación, también tiene su Globo de Oro por este filme.
Vuelvo a Chazelle. En sus dos películas anteriores, Gay and Madeline on a Park Bench (2009) y Whiplash (2014), la música ha jugado un rol esencial: ha sido otro personaje más de su drama. Chazelle estudió batería, aunque el cine siempre ha sido su gran pasión. En La La Land, el Jazz, uno de los pilares de la identidad americana, nos conduce por los laberintos emocionales de los personajes y su eterno dilema de si venderse al mejor postor para pagar la renta o permanecer fieles a sus principios como artistas.
Cuando digo Jazz (con mayúscula), hablo de la música compuesta a fuerza de sangre, sudor y lágrimas, muy distinta, digamos, de la música ligera de Kenny G., ideal para ascensores y llamadas en espera. (Debo confesar que en ese instante solté una carcajada).
Vuelvo a la historia de amor: Seb y Mia también deben lidiar con la cohesión de su relación de pareja, constantemente amenazada por la presión que trae consigo el éxito profesional. En la agenda de los artistas, el tiempo para la pareja queda a merced de lo extenso que sea el tour (o el rodaje).
Todo esto con el marco de Los Angeles y Hollywood, un marco referencial que representa la ilusión de miles de soñadores, miles que llegan con su maleta de sueños por cumplir, materia prima para el desengaño, la depresión y ese bulevar del desencanto.
¿Por qué va a ganar el Oscar? Porque La La Land es la película que USA precisa: un escape de la dura realidad a la seguridad de los sueños, en los que bailamos por encima de las estrellas, en los que se nos brinda siempre una segunda oportunidad para enmendar los errores cometidos. Aunque no lo parezca, esto último es un comentario político.


La La Land (2016). Dirección y guion: Damien Chazelle; Fotografía: Linus Sandgren; Música: Justin Hurwitz; Edición: Tom Cross; Elenco: Emma Stone, Ryan Gosling, J.K. Simmons.

2 Comments:

Publicar un comentario

<< Home