Movie Suite© por José D'Laura

martes, octubre 20, 2015

El puente de los espías: el tándem Steven Spielberg y Tom Hanks.

Para nadie es un secreto que Steven Spielberg y compadres (Francis Ford Coppola, Martin Scorsese y George Lucas) salvaron el cine norteamericano, por allá por los inicios de los años 70, del colapso a que lo sometieron las majors con sus filmes embrutecedores.
Para nadie es un secreto que cuando hace dramas cinematográficos, Steven Spielberg hace buenas películas. Los problemas son necedades del tipo Guerra de los mundos (2005) o Indiana Jones 4 (2008).
Hoy día, este director y productor disfruta de un respeto por parte de la Academia de Hollywood del que no gozaba en 1985, cuando “el escándalo” de El color púrpura: el filme fue nominado en 11 categorías, entre las que no figuró la de Mejor Director para Spielberg. Una omisión imperdonable que la Academia subsanó al siguiente año entregándole a Spielberg el premio honorífico Irving Thalberg por su trayectoria.
Siete años después Spielberg se ganó un Oscar de verdad por: La lista de Schindler (1993, sin duda su mejor filme) y la admiración de sus colegas se ratificó con otro Oscar por Rescatando al soldado Ryan (1998).
Ahora nos llega El puente de los espías, filme protagonizado por Tom Hanks, que ha cosechado muchos elogios de parte de la crítica y que se da como segura nominada al Oscar 2016.
Es la cuarta colaboración directa entre Hanks y Spielberg, un dúo que ya ha tenido éxito en sus anteriores encuentros: Rescatando al soldado Ryan (1998), Atrápame si puedes (2002) y La terminal (2004).
Digo “colaboración directa” porque Hanks también protagoniza muchos de los filmes que Spielberg le produce (o hace posibles) a sus discípulos. Por ejemplo, Robert Zemeckis: Forrest Gump (1994), Náufrago (2000) y Polar Express (2004); O, también, Ron Howard: Apolo 13 (1995), Código Da Vinci (2006) y Angeles y demonios (2009).      
Pues Hanks brinda una sobria actuación por la que no sería sorpresa alcance una nueva nominación al Oscar. Todo basado en los hechos reales que vivió el abogado James Donovan, atrapado en las redes de la “guerra fría” entre Estados Unidos y Rusia. Todo partiendo de un excelente guión de Matt Charman y los hermanos Joel y Ethan Coen, brillantes realizadores a quien Spielberg les produjo True Grit (2010), ¿captan la idea de la “factoría”?
Para encarnar a Donovan, se necesitaba de un actor en pleno control de su madurez dramática, que fuera capaz de representar un personaje sin muchos “picos” dramáticos, que no necesariamente nos simpatiza, pero al que debemos engancharnos para sentir su experiencia. Hanks cumple de sobra con su tarea.
Decir que su nivel de realización es excelente es llover sobre mojado. Spielberg siempre se sustenta en el talento de colaboradores de lujo como los casos de Janusz Kaminski en la fotografía y Michael Kahn en la edición  (más de 13 filmes juntos, incluyendo La lista de Schindler y Rescatando al soldado Ryan, ambas oscarizadas), y Thomas Newman en la música (quien ha musicalizado al menos uno de los filmes nominados al Oscar desde 1994 y eso porque John Williams estaba enfermo).
No lo dude: El puente de los espías es uno de los mejores filmes del año.


El puente de los espías (2015). Dirección: Steven Spielberg; Guión: Matt Charman, Ethan Coen y Joel Coen; Fotografía: Janusz Kaminski; Música: Thomas Newman; Edición: Michael Kahn; Elenco: Tom Hanks, Alan Alda, Amy Ryan.