Movie Suite© por José D'Laura

lunes, diciembre 21, 2009

Lo mejor del 2009, según el Instituto de Cine Americano


El Instituto Americano del Cine (AFI, por sus siglas en inglés) acaba de publicar su selección de lo mejor de 2009 de los títulos producidos en Estados Unidos.


Este listado es un excelente parámetro para medir la calidad fílmica de lo estrenado en USA. ¿Por qué? Simple: la votaciones se llevan a cabo tomando en cuenta criterios como los aportes al desarrollo de las imágenes en movimiento (abarca también la televisión), el enriquecimiento del acervo artístico y cultural americano, la inspiración provocada en los artistas y el público.

Además, las huellas que deja en la sociedad contemporánea. Es decir, se elige al margen de los intereses comerciales de los grandes estudios de producción.

Para esta ocasión el Jurado estuvo presidido por el renombrado director Norman Jewison e integrado además por los críticos Leonard Maltin (Entertainment Tonight), Richard Schickel (Time), Claudia Puig (USA Today), Lisa Schwarzbaum (Entertainment Weekly) y Elvis Mitchell (The Treatment); el actor Sean Astin, los productores Dustin Lance Black, Patty Jenkins, Tom Pollock; el escritor Mark Harris y los académicos Leo Braudy (University of Southern California) y Chon Noriega (University of California).

Lo mejor del 2009, según el AFI, es la siguiente lista, en orden alfabético por título en inglés:

Coraline, la animación de Henry Selick lo coloca en la categoría de Maestro de la plastilina.

¿Qué pasó ayer? (The Hangover), una comedia demasiado escatológica para mi gusto.

The Hurt Locker, el nuevo filme de Kathryn Bigelow que conseguirá varios premios.

The Messenger, un vehículo para el lucimiento de Woody Harrelson.

Precious: Based on the Novel ‘Push’ By Sapphire, uno de los títulos más largos en la historia del cine.

A Serious Man, lo nuevo de los hermanos Coen.

A Single Man, un vehículo para el lucimiento de Colin Firth.

Sugar, la película extranjera más dominicana que se ha hecho.

Up: una aventura de altura, desde que la ví, me enamoré de ella.

Amor sin escalas (Up in the Air), parece ser el llamado a convertirse en el filme del año.