Movie Suite© por José D'Laura

miércoles, septiembre 09, 2009

¿Es Johnny Depp el mejor actor de su generación?


La generación de actores post-De Niro tiene entre 40 y 50 años y, al menos, un bueno (Brad Pitt), un malo (Sean Penn) y un feo (Edward Norton). Bueno, los tres encajan en cualquiera de las categorías, así que organice las fichas según sus gustos.

Johnny Depp es, en estrictos términos dramáticos, el mejor de todos. Establezco una comparación de estilos con otro de sus talentosos compañeros de generación: Nicolas Cage es un manojo de nervios, mientras Depp es la serenidad hecha personaje.

Eso se puede comprobar fácilmente en Enemigos públicos, filme en que encarna a John Dillinger, unos de los asaltantes de bancos más carismáticos de la historia. Todo el peso dramático de este filme dirigido por Michael Mann, lo carga sobre sus hombros Johnny Depp. Sin él hubiera sido un filme absolutamente insoportable y eso, que sabemos que Mann es el mejor director de secuencias de balaceras, material de primer orden en Enemigos públicos.

Depp ha tenido como mentor a uno de los mejores: Tim Burton. Este tándem comenzó a operar en 1990 con El joven Manos de tijeras. Ha seguido con Ed Wood (1994, en homenaje a unos de los peores directores que ha tenido el cine), Sleepy Hollow (1999), Charlie y la factoría de chocolate (2005), la fabulosa cinta de animación La novia cadáver (2005) y el sangriento musical Sweeney Todd (2008). La que será su séptima colaboración Alicia en el país de las maravillas, se estrenará el 5 de marzo de 2010.

Cuando no trabaja para Burton, ni se enfunda el uniforme de Jack Sparrow, pirata del Caribe, Depp se involucra con proyectos tan estimulantes como: Finding Neverland (2004), La ventana secreta (2004) o Antes que anochezca (2000), en la que hizo dos papeles: la voluptuosa Bon Bon y el cruel Teniente Víctor.

En fin, Johnny Depp es un derroche de talento en cada una de sus películas y Enemigos públicos es la mejor prueba de la afirmación.