Movie Suite© por José D'Laura

miércoles, junio 06, 2012

María Montez: Primera Estrella Dominicana en Hollywood

El 3 de julio de 1939, María Montez arribó a los Estados Unidos.

Contaba entonces con 27 años, una edad a la que muchos piensan es prácticamente imposible iniciar una carrera exitosa dentro del mundo del entretenimiento, y muy especialmente del cine.

27 años (Me van a permitir un paréntesis rockero). A esa edad han fallecido grandes luminarias asociadas a la música. A los ventisiete años falleció Jimmy Hendrix (18 de septiembre de 1970), el mejor guitarrista que ha conocido el rock. También a los ventisiete, Janis Joplin (4 de octubre de 1970), una de las voces más grandiosas de la Era de Acuario. A esa edad, murió Jim Morrison (3 de julio de 1971), líder del grupo The Doors. También Kurt Cobain (5 de abril de 1984), líder de la banda Nirvana. Más recientemente, la cantante Amy Winehouse (23 de julio de 2011), producto de sus adicciones. (Cierro el paréntesis).

Con 27 años, María Montez llegó a los Estados Unidos. Llevaba consigo una determinación invencible de ganarse un espacio en el mundo de la farándula americana. Una vocación que anunció desde muy niña: “Cuando sea grande, seré una estrella de Hollywood”.

Para subrayar aún más el significativo triunfo que obtuvo en Hollywood, me permito contextualizar su llegada a la llamada Meca del Cine, en función de las luminarias que más brillaban en ese momento.

Para hacerlo, tomo como referencia el listado de las más importantes Estrellas Femeninas que elaboró el American Film Institute (Instituto del Cine Americano), para conmemorar los primeros 100 años del cine, listado que se tiene como la mejor referencia en esa materia.

Las primeras cinco actrices son: Katherine Hepburn, Bette Davis, Audrey Hepburn, Ingrid Bergman y Greta Garbo. Excepto la tercera, todas fueron contemporáneas de María Montez. También era la época de las míticas estrellas latinas Dolores del Río y Carmen Miranda. Y a todas las tuvo que enfrentar a la hora de ser escogida en los diferentes castings de las grandes producciones de la época.

Pero, contra todo pronóstico, María Montez brilló con su garbo, con su exótica belleza, con luz propia en el cielo de Hollywood en donde se le llegó a conocer como “La Reina del Technicolor”, gracias a filmes como: Las mil y una noches (1942, John Rawlings), Alí Babá y los 40 ladrones (1944, Arthur Lubin) y La Reina Cobra (1944, Robert Siodmak) que se constituyeron en verdaderos éxitos de taquilla en su momento.

Más aún, la Primera Estrella que tuvimos en Hollywood nunca renegó de sus orígenes dominicanos. Muy por el contrario, siempre habló con orgullo de Barahona, su pueblo natal.

Ahora que celebramos el centenario de su nacimiento, María Montez se me antoja el tipo de mujer laboriosa, soñadora, tenaz, capaz de perseguir su sueño hasta alcanzarlo y vivirlo a plenitud. Un ejemplo a seguir para cualquiera.