Movie Suite© por José D'Laura

jueves, junio 27, 2013

Pixar: una fábrica de éxitos.

De las 14 películas que Pixar ha producido, sólo 14 han debutado en el puesto no.1 de las taquillas en Estados Unidos. Si eso no es éxito, consulte su diccionario.

Monsters University, no sólo confirma a Pixar como una fábrica de éxitos, sino también que lo hace en forma contundente: 2do. Mejor debut en la historia de este estudio de animación.

Bastaría revisar los mejores debuts de Pixar para comprobarlo:
Toy Story 3 debutó con $110 millones de dólares, en junio de 2010.
El pasado fin de semana, Monsters University, recaudó $82 millones de dólares.
Los increíbles, ostenta el tercer mejor debut con $70.4 millones de dólares en mayo de 2004.
Buscando a Nemo, en mayo de 2003, recaudó $70.2 millones de dólares.
Up: una aventura de altura consiguió $68.1 millones de dólares en mayo 2009. Por si fuera poco, se convirtió en el primer animado seleccionado para abrir el Festival de Cannes, el más importante del mundo.

Ahora bien, si cree que el éxito de Pixar sólo se mide con los resultados de la taquilla, se equivoca de nuevo: de los 14 filmes producidos por Pixar, sólo 7 han conseguido el Oscar a la Mejor Película de Animación, a saber: Toy Story (1995), Buscando a Nemo (2003), Los increíbles (2004), Wall-E (2008), UP: una aventura de altura (2009), Toy Story 3 (2010) y este mismo año, Valiente.

Lo dije en el título de la nota pero, para que no queden dudas, lo repito: Pixar es una fábrica de éxitos.

lunes, junio 24, 2013

L.A. Film Fest 2013: los ganadores

El Festival de Cine de Los Angeles acaba de presentar su edición para este año.

Y estos son los ganadores de la recién finalizada edición:

-Mejor Película: Mother, I Love You, de Janis Nords.

-Mejor Documenta; -Code Black, de Ryan McGarry.

-Premio del Público Mejor Drama: Short Term 12, de Destin Daniel Cretton.

-Premio del Público Mejor Documental: American Revolutionary: The Evolution of Grace Lee Boggs, de Grace Lee.

-Premio del Público Filme Extranjero: Wadjda, de Haifaa Al Mansour (Arabia Saudita).

-Mejor Actriz: Geetanjali Thapa por I.D.

viernes, junio 21, 2013

Venecia 2013: arrancan las apuestas.

Arrancan las apuestas sobre qué películas se verán en los festivales de cine de final de verano y principio de otoño.
La revista Variety publica su particular lista de cara a la 70ma. edición del Festival de Venecia, certamen en el que podrían verse filmes como: Gravity, el nuevo trabajo de Alfonso Cuarón, que cuenta con George Clooney y Sandra Bullock en el reparto.
Además, Twelve Years a Slave, lo nuevo de Steve McQueen, un drama de época con un cast impresionante en el que destacan Chiwetel Ejiofor, Michael Faasbender (su actor fetiche) y Brad Pitt.
Variety también apuesta porque en sus 70 años, Venecia programe Captain Phillips, el drama de acción de Paul Greengrass con Tom Hanks como el capitán de un carguero secuestrado por piratas somalíes; Under The Skin, de Jonathan Glazer y con Scarlett Johansson; The Zero Theorem, la nueva marcianada de Terry Gilliam con Matt Damon y Christoph Waltz; Devil’s Knot, del canadiense Atom Egoyan; Night Moves, de Kelly Reichardt; Abuse of Weakness, de Catherine Breillat; o la polémica Moebius, del surcoreano Kim Ki-duk, ganador el año pasado del León de Oro con su película Pieta.
Por el momento, lo único cierto es que Bernardo Bertolucci presidirá el jurado, cuyos componentes aún se desconocen, y que el certamen se celebrará entre el 28 de agosto y el 7 de septiembre de 2013.




jueves, junio 20, 2013

Los más inteligentes del cine.

Recientemente se ha publicado un reportaje sobre las celebridades con más alto coeficiente intelectual (IQ). Como era de esperarse, nos hemos interesado particularmente por las vinculadas al séptimo arte.

Recuerdo que el IQ que se considera promedio para todos y todas es el rango que va desde los 99 hasta los 109 puntos. Y que de los 140 puntos en adelante estamos hablando de genios. El físico Albert Einstein, por ejemplo, llegaba a los 160 puntos.

Estos son los más inteligentes del cine:

1. James Woods: su IQ es de 180. Oficial en la reserva del departamento de policía de Los Ángeles, ambidextro, un alumno brillante que, ya en el instituto, fue reclamado por la UCLA para que entrara en sus programas. Pese a eso, Woods estudió Ciencias Políticas en el MIT aunque no terminó los estudios para dedicarse a la interpretación.

2. Dolph Lungren: su IQ es de 160. Licenciado en Ingeniería Química por el Royal Institute of Technology de Estocolmo, máster en la misma disciplina por la Universidad de Sydney y becario Fulbright, en 1982, para estudiar en el prestigioso MIT de Boston, a Lundgren le gustaban también las artes... marciales. En 1980 fue campeón de Europa de karate –del que es cinturón negro tercer dan– en la categoría de pesos pesados. Ex marine, habla sueco, inglés y alemán y se defiende en japonés y castellano.



3. Quentin Tarantino: su IQ es de 160, el mismo de Einstein. Tarantino, una enciclopedia cinéfila, ha ganado en 2 ocasiones el Premio Oscar al Mejor Guión: Pulp Fiction (1994) y Django desencadenado (2012).

4. Asia Carrera: su IQ
es de 156. A los 13 años actuó en el Carneggie Hall de Londres tocando el piano, instrumento que domina a la perfección. A los 16 era profesora de inglés en una universidad japonesa. A los 17 se fugó de casa, estudió en la universidad Rutgers de Nueva Jersey y los 21 empezó una carrera en el cine porno que la convirtió en una de las reinas del género. En 2006, con más de 270 títulos, se retiró.

5. Steve Martin: su IQ es de
142. Nadie le regatea que fue el genio que revolucionó la comedia stand-up a finales de los 70. Lo que muchos desconocen es que casi estuvo a punto de dejar las risas por la pizarra: tiene un doctorado en Filosofía de la universidad de Cal State.

lunes, junio 17, 2013

“Iron Man 3” ingresa al “Club 400”.

Hace unas horas, Iron Man 3 (Shane Black) alcanzó la importante suma de $400 millones de dólares en recaudaciones en Estados Unidos, un exclusivo club de sólo 17 miembros al que es muy difícil ingresar, tomando en cuenta que el mercado americano es cada vez más competitivo.

¿Cuáles películas forman parte de este club? Esta es su membresía.

En la cima, Avatar (2009), la justificación de James Cameron para el advenimiento de la nueva tecnología del 3D. Este filme engrosó US$760.5, sólo en taquillas.

Le sigue otra de Cameron, Titanic (1997), la que en su estreno consiguió US$600 millones y el pasado año, con su re-lanzamiento en 3D, apenas sumó unos míseros US$58 millones más.

También del 2012, Los vengadores (Joss Whedon) consiguió su ingreso a este elitista club con su total de US$623 millones, cantidad que le convierte en la tercera película de mayor recaudación en la historia del cine.

En el cuarto puesto, El caballero de la noche (2008), la reinvención de Christopher Nolan de la saga sobre Batman, alcanzó unos US$534.

La quinta posición la ocupa George Lucas con La amenaza fantasma (1999), su reinvención de la saga de Star Wars que recaudó US$474.5 mdd.

Bajando a la sexta posición, La guerra de las galaxias (1977), la religión que fundó George Lucas y que le permitió agenciarse unos US$461 millones.

En el séptimo puesto, El caballero de la noche asciende (2012), el épico final de Nolan a la saga de Batman, con unos $448 mdd.

Le sigue Shrek 2 (2004, Andrew Adamson y Nelly Asbury), que arrancó carcajadas a todos, incluyéndome, y les permitió a sus productores reírse a carcajadas con sus US$441 millones.

En el noveno puesto, E.T. (1982), el clásico dirigido por Steven Spielberg que consiguió US$435 millones y a la que muchos señalan como la película más vista del cine.

De su lado, Piratas del Caribe 3 (2006, Gore Verbinski) tocó su botín de US$423 millones para cerrar el círculo de las 10 películas más taquilleras.

Otros seis filmes son miembros del "Club 400".

Los menciono en orden descendente: El Rey León (1994, $422), Toy Story 3 (2010, $415), Los juegos del hambre (2012, $408), El Hombre Araña (2002, $403), Jurassic Park (1993, $402.4 millones) y cierra Transformers 2 (2009, $402).

jueves, junio 06, 2013

Las mejores series de televisión, según la WGA.

El Sindicato de Guionistas de Estados Unidos (WGA por sus siglas en inglés) publicó la lista de las series mejor escritas de la historia de la televisión.
Un ranking que encabeza la serie Los Soprano, que parte de la premisa "Un mafioso en terapia que tiene problemas con su madre". esta serie se proyectó desde 1999 hasta 2007, elevó la calidad de los productos televisivos a un nuevo nivel y ganó un total de 21 Premios Emmys y 5 Globos de Oro.

Luego aparece Seinfeld, la comedia creada por Jerry Seinfeld y Larry David y que se emitió durante 9 temporadas y 175 episodios en la NBC.

El tercer escalón del podio es para The Twilight Zone (conocida como En los límites de la realidad), la serie de terror y ciencia ficción que se emitió en la CBS desde 1959 hasta 1964.

En el cuarto lugar aparece All in the Family, la serie familiar de la CBS que arrasó entre la audiencia estadounidense a finales de los setenta.

En el quinto puesto, M*A*S*H, la comedia basada en la película de Robert Altman sobre las andanzas de un equipo médico estadounidense durante la Guerra de Corea.

miércoles, junio 05, 2013

Lars von Trier anuncia el “Digresionismo”.

Como si se tratara de un espectáculo de striptease, Lars Von Trier, que de momento ha cumplido el compromiso que estableció en 2011 de no conceder entrevistas ni hacer declaraciones, descubre pausada y paulatinamente nuevas informaciones sobre Nymphomaniac, probablemente su película con una campaña de marketing más feroz.

El filme, que como ya es sabido contará con dos montajes, uno erótico y el otro pornográfico, se dividirá en dos volúmenes y en ocho episodios distintos: 'The Complete Angler', 'Jerome', 'Mrs. H, Delirium', 'The Little Organ School', 'The Eastern & Western Church (The Silent Duck)', 'The Mirror' y 'The Gun'.

Además, pretende inaugurar un nuevo género cinematográfico: el “Digresionismo” ('digressionism'), definido como “apartarse del tema principal”.

En los próximos meses, se seguirán revelando pequeños bocados de cada uno de los capítulos, que se publicarán en exclusiva en una comunidad de diarios seleccionados alrededor del mundo.

Recuerdo que Von Trier encabezó el más reciente movimiento estético del cine, conocido como Dogma 95.

El objetivo del Dogma 95 fue purificar el cine rechazando costosos y espectaculares efectos especiales, modificaciones de post-producción y otros trucos técnicos. Los cineastas se concentraron en la historia y la interpretación de los actores.

Ellos creyeron que este mejor enfoque puede atraer a la audiencia, ya que no están alienados o distraídos por la sobreproducción. Con este fin, Lars von Trier y Thomas Vinterberg establecieron diez reglas que cualquier película Dogma debería cumplir.

Estas normas, conocidas como el "Voto de Castidad," eran las siguientes:

1. Los rodajes tienen que llevarse a cabo en localizaciones reales. No se puede decorar ni crear un "set". Si un artículo u objeto es necesario para el desarrollo de la historia, se debe buscar una localización donde estén los objetos necesarios.

2. El sonido no puede ser mezclado separadamente de las imágenes o viceversa (la música no debe ser usada, a menos que esta sea grabada en el mismo lugar donde la escena está siendo rodada).

3. Se rodará cámara en mano. Cualquier movimiento o inmovilidad debido a la mano está permitido. (La película no debe tener lugar donde esté la cámara, el rodaje debe tener lugar donde la película tiene lugar).

4. La película tiene que ser en color. Luz especial o artificial no está permitida (si la luz no alcanza para rodar una determinada escena, ésta debe ser eliminada o, en rigor, se le puede enchufar un foco simple a la cámara).

5. Se prohíben los efectos ópticos y los filtros.

6. La película no puede tener una acción o desarrollo superficial (no pueden mostrarse armas ni pueden ocurrir crímenes en la historia).

7. Se prohíbe la alineación temporal o espacial. (Esto es para corroborar que la película tiene lugar aquí y ahora).

8. No se aceptan películas de género.

9. El formato de la película debe ser de 35 mm.

10. El director no debe aparecer en los títulos de crédito.

lunes, junio 03, 2013

El gran Gatsby: espléndida adaptación de Baz Luhrmann.

Desde su publicación en 1925, la novela El gran Gatsby, de F. Scott Fitzgerald, se ha convertido en una de las favoritas de Hollywood. Hasta tal punto, que se han realizado 4 adaptaciones para el cine, a saber: la versión muda que dirigió Herbert Brenon en 1926; la que realizó Elliot Nugent en 1949; la dirigida por Jack Clayton en 1974 (protagonizada por Robert Redford y Mia Farrow) y la que ahora nos ocupa de Baz Luhrmann. Nadie cuenta el filme hecho para televisión en 2001.

El australiano Baz Luhrmann era el candidato ideal para hacer una nueva versión de la novela de Fitzgerald, a juzgar por sus trabajos previos como: Romeo + Julieta (1996) y Moulin Rouge! (2001). No incluyo a Australia (2008), por ser un trabajo mucho más convencional.

Luhrmann siempre ha logrado montajes intensos en sus filmes utilizando los decorados, el vestuario, el maquillaje y la iluminación (los elementos con los que se crean atmósferas) con auténtico sentido explosivo: sus filmes parecen un carnaval de colores.

El gran Gatsby era la novela ideal para seguir en ese estilo: el texto describe la vida loca de los ricos de New York y Long Island en la década de los 20, años de amasar fortunas, de vivir desenfrenadamente al ritmo de jazz, violando la Ley Seca, de (en buen dominicano) echar vainas a los demás en la estúpida competencia de dar las mejores fiestas. Un ambiente que el propio Fitzgerald (y Zelda, su mujer) vivieron plenamente gracias al éxito editorial de su primera novela A este lado del paraíso (1920).

Ese espíritu surreal está presente en cada fotograma del filme de Luhrmann, del que hay que elogiar lo obvio (el formidable trabajo de ambientación) y lo invisible (la acertadísima escogencia del elenco), elogiar incluso las licencias temporales que se toma el director al incluir en el soundtrack artistas contemporáneos de hip-hop, música que sabemos distanciada por años y calidad del sonido del jazz.

A esa surrealidad contribuye notablemente la figura del narrador de la historia, Nick Carraday (estupenda caracterización de Tobey Maguire, más allá de la telaraña) quien narra los acontecimientos, ojo, desde un manicomio. Sólo ese hecho sirve, al menos, a dos propósitos dramáticos: ganar los afectos del público para con los protagonistas del triángulo amoroso (nadie duda de la dulzura de las palabras de un loco) y para proteger del cuestionamiento moral el díscolo comportamiento de esos personajes.

Y detrás del estruendo de la fiesta, de las risas de las chicas beeper de la época, de todo el oropel, las serpentinas de colores, los trajes elegantes, los autos último modelo, está presente la soledad de Gatsby, un pobre tipo que se enamoró de una linda chica rica, esa Daisy de sus sueños húmedos (extraordinario parpadeo de Carey Mulligan, por la pista de adentro en la carrera por el Oscar) con la que no pudo casarse por pobre y a la que regresa todavía más pobre (solamente tiene dinero), para recibir las migajas de su cariño, un adulterio torpe y sin futuro que apenas redime toda la espera, todas las ansiedades reprimidas.

El gran Gatsby (2013). Dirección: Baz Luhrmann; Guión: Baz Luhrmann y Craig Pearce, basado en la novela de F. Scott Fitzgerald; Fotografía: Simon Duggan; Música: Craig Armstrong; Elenco: Leonardo DiCaprio, Tobey Maguire, Carey Mulligan.