Movie Suite© por José D'Laura

jueves, febrero 28, 2013

El Oscar, Seth MacFarlane y el buen gusto.

En junio de 2012, se estrenó en cines el filme Ted, escrito y dirigido por Seth MacFarlane y protagonizado por Mark Wahlberg y un osito de peluche que, en buen dominicano, es un perro: vulgar, misógino y prosaico.
Para mi no fue sorpresa que debutara en el primer lugar de las taquillas con US$54 millones en su primer fin de semana, convirtiéndose, de paso, en la comedia de calificación R con mejor debut en la historia del cine. Lo preocupante es que en octubre se convirtió en la comedia R de mayor recaudación de todos los tiempos con US$218 millones. Un dato que revela hasta qué punto gusta al público promedio la vulgaridad y cierto humor escatológico.
Es una realidad ineludible: el buen gusto está en vías de extinción.
Cuando se anunció que Seth MacFarlane sería el anfitrión de la ceremonia del Oscar, era clara señal de lo que sería la noche. El pasado 24 de febrero, al igual que millones de televidentes en todo el mundo, sentí que MacFarlane se pasó de la raya en varias ocasiones.
Para comenzar, interpretó la canción “We Saw Your Boobs” (que hay que traducir como “Vimos tus tetas”) en la que se enumeraban los filmes en que algunas de las actrices presentes mostraron sus encantos. Faltó gracia y sobró vulgaridad, sino que le pregunten a Charlize Theron, una de las aludidas. Y terminó haciendo chistes a costa de Abraham Lincoln y la comunidad judía de Hollywood.
Por supuesto, la participación de MacFarlane generó protestas.
Pero, como para que uno no pierda la capacidad de asombro, al día siguiente se conocieron los resultados de medición de Nielsen: “no sólo incrementó la cantidad de espectadores con respecto al año pasado, sino que lo hizo entre la franja de población que realmente importa, personas de entre 18 y 49 años”. El reporte concluye con una frase lapidaria: “Todo un triunfo para la cadena ABC.”
O sea, que lo más probable es que lo contraten de nuevo para el próximo año, independientemente de las protestas y las declaraciones del propio MacFarlane de que no le interesa volver a animar la entrega del Oscar.
Quisiera estar equivocado, pero es indudable que el buen gusto está en extinción.

lunes, febrero 25, 2013

Oscar 2013: los ganadores.

Esta es la lista con los ganadores del Premio Oscar:

Mejor película: Argo

Mejor director: Ang Lee por Una aventura extraordinaria.

Mejor actriz: Jennifer Lawrence por Silver Linings Playbook
Mejor actor: Daniel Day-Lewis por Lincoln

Mejor actriz de reparto: Anne Hathaway por Los Miserables

Mejor actor de reparto: Christoph Waltz por Django desencadenado.

Mejor guión original: Quentin Tarantino por Django desencadenado.

Mejor guión adaptado: Chris Terrio por Argo



Mejor película animada: Valiente

Mejor película extranjera: Amour de Austria

Mejor fotografía: Claudio Miranda por Life of Pi

Mejor banda sonora: Mychael Danna por Life of Pi

Mejor canción: "Skyfall", de Skyfall, escrita por Paul Epworth y Adele, e interpetrada por Adele



Mejor montaje: William Goldenberg por Argo

Mejor diseño de producción: Rick Carter y Jim Erickson por Lincoln

Mejor diseño de vestuario: Jacqueline Durran por Anna Karenina

Mejores efectos visuales: Bill Westenhofer, Guillaume Rocheron, Erik-Jan De Boer y Donald R. Elliott por Life of Pi

Mejor maquillaje y peinados: Lisa Westcott y Julie Dartnell por Les Misérables

Mejor sonido: Andy Nelson, Mark Paterson y Simon Hayes por Les misérables

Mejor edición de sonido: Per Hallberg y Karen Baker Landers por Skyfall

Paul N.J. Ottosson por Zero Dark Thirty

Mejor documental: Searching for Sugar Man

Mejor cortometraje: Curfew

Mejor cortometraje animado: Paperman

Mejor cortometraje documental: Inocente

martes, febrero 19, 2013

Oscar 2013: mis pronósticos.

La desvisto con parsimonia. Una sonrisa pícara me ilumina el rostro: vamos a agotar todas las reservas de moringa. Fuera lencería. Mis dedos cabalgan su cuerpo y convocan sudores adolescentes. Cómplices en nuestro mundo, nada importa lo que digan los demás. Tranquilos. Se trata de mi bola de cristal.

Reviso su funcionamiento, confirmo mis claves, actualizo su software. Quiero saber los ganadores de la próxima entrega del Academy Award. Debo ingresarle una fecha y un evento de 5 letras: 24 de febrero, Oscar y ¡zas!.

Estos son los resultados que arroja (los comentarios entre paréntesis son de mi absoluta responsabilidad. Aclaración pertinente: no son las candidaturas que quiero que ganen, sino las que creo van a ganar):

Mejor Película: Argo (Hollywood va a cerrar filas en torno al simpático Ben Affleck y su inexplicable omisión como Director. Además, Hollywood es el auténtico protagonista del filme.)

Mejor Director: Steven Spielberg por Lincoln (El único que puede interponerse en su camino es Michael Haneke, a quienes muchos de la Academia consideran el mejor realizador del mundo.)

Mejor Actor: Daniel Day Lewis por Lincoln (Hay quienes dicen que es el mejor actor del cine contemporáneo. Anótenme en esa lista.)

Mejor Actriz: Jennifer Lawrence por Silver Lining Playbook (Detrás de su candidatura está Harvey Weinstein, el mejor cabildero del Oscar. Otra cosa sería que a los académicos le coja con Emmanuelle Riva en pos de la universalidad del premio.)

Mejor Actor de reparto: Tommy Lee Jones por Lincoln (el único que puede interponerse en su camino es Christoph Waltz, pero ya ganó esta misma categoría hace un par de años.)

Mejor Actriz de reparto: Anne Hataway por Los miserables (Que ella se haya cortado el pelo, en cámara, es demostración de compromiso con su personaje. Pero si además canta como los ángeles…)

Mejor Guión Original: Mark Boal por La noche más oscura (Aunque las protestas desde Washington pueden mover la balanza hacia Django descencadenado.)

Mejor Guión Adaptado: Chris Terrio por Argo (Por fin, Hollywood demuestra que sirve para algo.)

Mejor Película de Animación: Valiente (Pixar: fábrica de éxitos que se llevan el Oscar.)

Mejor Película Extranjera: Amor (Hollywood no se perderá la oportunidad de demostrarle al mundo que también premia filmes de calidad.)

lunes, febrero 18, 2013

Premios Goya 2013: los ganadores.

La Academia del Cine Español entregó sus premios anuales. En su 27ma. Edición, los Premios Goya se saldó con una indiscutible victoria para Blancanieves, la cinta muda y en blanco y negro de Pablo Berger, que se llevó diez galardones, sólo superada en el historia por Mar adentro, que cuenta con 14 Goyas, y ¡Ay, Carmela!, que se hizo con 13.

Esta es la lista de los ganadores:

- Mejor película: Blancanieves, de Pablo Berger.

- Mejor dirección: J.A. Bayona, por Lo imposible.

- Mejor dirección novel: Enrique Gato, por Las aventuras de Tadeo Jones.

- Mejor guión original: Pablo Berger, por Blancanieves.

- Mejor guión adaptado: Gorka Magallón, Ignacio del Moral, Javier Barreira, Jodi Gasull y Neil Landau por Las aventuras de Tadeo Jones.

- Mejor música original: Alfonso de Vilallonga, por Blancanieves.

- Mejor canción original: No te puedo encontrar, de Pablo Berger y Juan Gómez, de la película Blancanieves

- Mejor interpretación masculina protagonista: José Sacristán, por El muerto y ser feliz.

- Mejor interpretación femenina protagonista: Maribel Verdú, por Blancanieves.

- Mejor interpretación masculina de reparto: Julián Villagrán, por Grupo 7.

- Mejor interpretación femenina de reparto: Candela Peña, por Una pistola en cada mano.

- Mejor actor revelación: Joaquín Núñez, por Grupo 7.

- Mejor actriz revelación: Macarena García, por Blancanieves.

- Mejor dirección de producción: Sandra Hermida Muñiz, por Lo imposible.

- Mejor dirección de fotografía: Kiko de la Rica, por Blancanieves.

- Mejor montaje: Bernat Vilaplana y Elena Ruiz, por Lo imposible.

- Mejor dirección artística: Alain Bainée, por Blancanieves.

- Mejor diseño de vestuario: Paco Delgado, por Blancanieves.

- Mejor maquillaje y/o peluquería: Fermín Galán y Sylvie Imbert, por Blancanieves.

- Mejor sonido: Marc Orts, Oriol Tarragó y Peter Glossop, por Lo imposible.

- Mejores efectos especiales: Félix Bergés y Pau Costa, por Lo imposible.

- Mejor película de animación: Las aventuras de Tadeo Jones.

- Mejor película documental: Hijos de las nubes, la última colonia.

- Mejor película iberoamericana: Juan de los muertos, de Alejandro Burgués (Cuba).

- Mejor película europea: Los intocables, de Eric Toledano y Olivier Nakache.

- Mejor cortometraje de ficción español: Aquel no era yo, de Esteban Crespo García.

- Mejor cortometraje de animación español: El vendedor de humo, de Jaime Maestro.

- Mejor cortometraje documental español: A story for the Modlins (Una historia para los Modlin), de Sergio Oksman.

- Premio Goya 2013 de Honor: Concha Velasco

Berlinale 2013: los ganadores.

El Festival de Berlín se ha volcado en su 63 edición en la mujer y ha dado el Oso de Oro al filme rumano Pozitia Copilului (Child's Pose), de Calin Peter Netzer, mientras que la chilena Paulina García ha triunfado con la Plata a la mejor actriz por Gloria, de Sebastián Lelio.

Ambas películas están apuntaladas en los papeles de sus respectivas actrices, la rumana Luminitja Gheorghiu, como una manipuladora madre cuyo hijo mata en un accidente a un niño, mientras que la chilena García representa la fuerza de vivir y el positivismo de una mujer sin complejos.

Otro gran triunfador de la noche fue el bosnio Danis Tanovic, cuyo filme Epizoda u zivotuberaca zeljeza (An Episode in the Life of an Iron Picker), ganó dos Osos de Plata, el correspondiente al Premio Especial del Jurado, y el de mejor actor, para Nazif Mujic.

La plata al mejor director fue para el estadounidense David Gordon Green, por Prince Avalanche, mientras que la película canadiense Vic+Flo ont vu un ours, de Denis Côté, obtuvo una mención especial del jurado.




miércoles, febrero 13, 2013

El Cine Dominicano en los Premios Soberano

Esta es la lista de nominados:

Mejor Película:

-El Rey de Najayo (de Fernando Báez)

-La lucha de Ana (de Bladimir Abud)

-El hoyo del Diablo (de Francisco Disla)

-Lotoman 2.0 (de Archie López)

-Jaque Mate (de José María Cabral)



Mejor Actor:

-Manny Pérez por El Rey de Najayo

-Frank Perozo por Jaque Mate

-Johnnie Mercedes por El hoyo del diablo

-Fausto Mata por Feo de día… lindo de noche



Mejor Actriz:

-Cheddy García por La lucha de Ana

-Solly Durán por El hoyo del diablo

-Dalisa Alegría por Lotoman 2.0



Mejor Director:

-Fernando Báez Mella por El Rey de Najayo

-Bladimir Abud por La lucha de Ana

-Francisco Disla por El hoyo del diablo

-Archie López por Lotoman 2.0



Los Premios Soberano se entregarán el próximo 9 de abril.



martes, febrero 12, 2013

Lincoln: el Steven Spielberg histórico.

Primer Axioma generalmente aceptado: Steven Spielberg y compadres (Francis Ford Coppola, Martin Scorsese y George Lucas) salvaron el cine norteamericano, por allá por los inicios de los años 70, del colapso a que lo sometieron las majors con sus filmes embrutecedores.

Segundo Axioma generalmente aceptado: cuando hace cine de reconstrucción histórica, Steven Spielberg hace buenas películas. Los problemas comienzan con necedades del tipo Guerra de los mundos (2005) o Indiana Jones 4 (2008).

Hoy día, Spielberg disfruta de un respeto por parte de la Academia de Hollywood del que no gozaba en 1985, cuando “el escándalo” de El color púrpura: el filme fue nominado en 11 categorías, entre las que no figuró la de Mejor Director para Spielberg. Una omisión imperdonable que, ironías del destino, se repite este año con Ben Affleck. Lo peor del caso es que el filme no ganó en ninguna categoría.

La Academia se lavó las manos al siguiente año entregándole a Spielberg el premio honorífico Irving Thalberg por su trayectoria.

Siete años después Spielberg se ganó un Oscar de verdad por: La lista de Schindler (1993, sin duda su mejor filme) y la admiración de sus colegas se ratificó con otro Oscar por Rescatando al soldado Ryan (1998).

Con Lincoln, Spielberg cierra una especie de trilogía sobre el tema de los esclavos en América que inició con El color púrpura y continuó con Amistad (1997).

Como se sabe, Abraham Lincoln logró que se aprobara la 13era. enmienda a la constitución de los Estados Unidos, que abolía la esclavitud. Pero también Lincoln logró vencer militarmente a los estados del sur que se oponían a ceder sus derechos esclavistas.

El guión del filme, firmado por Tony Kushner, John Logan y Paul Webb está inspirado en el libro Team of rivals: The political genius of Abraham Lincoln, de Doris Kearns Goodwin y presenta las estrategias y las artimañas de las que tuvo que valerse ese presidente para sortear la tremenda oposición que enfrentaba.

Spielberg ha prescindido casi por completo de las escenas de la guerra de secesión para concentrarse en presentar las tormentosas negociaciones con los demócratas (y uno que otro republicano) para lograr la aprobación de la enmienda en la Cámara de Representantes.

Lo que ha logrado es un filme sobrio, que puede calificarse de ilustrativa lección de historia. Para mantener la atención, ha contado con un reparto de lujo, encabezado por un extraordinario Daniel Day-Lewis, en camino a ganar su tercer Oscar.

Esa brillante actuación está apoyada, como era de esperarse en un filme de Spielberg, por un impresionante equipo de los colaboradores habituales, entre los que destacan los maestros: Janusz Kaminski (fotografía) y John Williams (música).

Lincoln es, sin duda, uno de los mejores filmes del año.



Lincoln (2012). Dirección: Steven Spielberg; Guión: Tony Kushner, John Logan y Paul Webb; Fotografía: Janusz Kaminski; Música: John Williams; Elenco: Daniel Day-Lewis, Sally Field, Tommy Lee Jones.

lunes, febrero 11, 2013

Premios Bafta 2013: los ganadores.

Mejor película: Argo, de Ben Affleck.

Mejor película británica: Skyfall.

Mejor dirección: Ben Affleck, por Argo.

Mejor actor: Daniel Day-Lewis, por Lincoln.

Mejor actriz: Emmanuelle Riva, por 'Amor'.

Mejor actor de reparto: Christoph Waltz, por 'Django desencadenado'.

Mejor actriz de reparto: Anne Hathaway, por 'Los miserables'.

Mejor guión original: 'Django desencadenado', de Quentin Tarantino.

Mejor guión adaptado: 'El lado bueno de las cosas', de David O. Russell.

Mejor película en lengua no inglesa: Amor, de Michael Haneke.

Mejor película de animación: Brave, de Mark Andrews y Brenda Chapman.

Mejor documental: Searching For Sugar Man, de Malik Bendjelloul y Simon Chinn.

Mejor fotografía: La vida de Pi, de Claudio Miranda.

Mejor montaje: 'Argo', de William Goldenberg.

Mejor sonido: 'Los Miserables', de Simon Hayes, Andy Nelson, Mark Paterson, Jonathan Allen, Lee Walpole, John Warhurst.

Mejor música: 'Skyfall', de Thomas Newman.

Mejores efectos visuales: 'La vida de Pi', de Bill Westenhofer, Guillaume Rocheron, Erik-Jan De Boer, Donald R. Elliott.

Mejor diseño de producción: 'Los miserables', de Eve Stewart y Anna Lynch-Robinson.

Mejor vestuario: 'Anna Karenina', de Jacqueline Durran.

Mejor maquillaje y peluquería: 'Los miserables', de Lisa Westcott.

jueves, febrero 07, 2013

Daniel Day-Lewis: un monstruo de la actuación

Cuando Daniel Day-Lewis nació, el 29 de abril de 1957, su padre, el poeta Cecil Day Lewis, le dedicó un poema: El recién nacido, en el que se asombra de la fuerza interior del bebé. No sabía que esas palabras se convertirían en el sino inexpugnable de su vástago.
Daniel Day-Lewis es lo que se conoce como un monstruo de la actuación, un Olimpo de elegidos en la que muy pocos se inscriben: Marlon Brando, Robert De Niro, Jack Nicholson, Al Pacino. (Dentro de algunos años se presentarán candidaturas: Johnny Depp, Christian Bale, Ryan Gosling, sólo para mencionar el ámbito masculino norteamericano.)
Imaginen la fuerza descomunal de Day-Lewis cuando actúa que apenas ha participado en poco más de una docena de películas y parecen miles. Simple: estos monstruos se consideran actores patológicos: no representan sus personajes, se convierten en ellos con métodos que rayan en la locura.
Ahora que está a punto de recibir su tercer Oscar por su atinada participación en Lincoln, bajo la dirección de Steven Spielberg, se hace necesario repasar algunas de las locuras que ha suscrito Daniel Day Lewis.
Debutó en el cine en 1971 en Sunday Bloody Sunday, pero el mundo le descubrió realmente en 1985, cuando consiguió brillar con luz propia en Mi hermosa lavandería. El National Board of Review le otorgó el premio al actor de reparto, mientras el Círculo de Críticos de NY lo reconocía por Una habitación con vista.
Esos premios despertaron el monstruo interior, ese demonio que lo atormenta y que sólo puede exorcizar viviendo otras vidas. En 1988, La insoportable levedad del ser (basada, por supuesto, en la obra del Maestro Milan Kundera) le permitió ejercitarse en alcanzar un mayor rango en las posibilidades de sus personajes.
Pero su consagración le llegó con Mi pié izquierdo (1988), papel por el que recibió su primer Oscar, considerada una de las mejores actuaciones de la historia. Para este papel, vivió en una casa en Dublín con personas con discapacidades, pasó meses junto a los enfermos, aprendió a pintar con un cuchillo y con pinceles con dos dedos de su pie izquierdo. Si creen que la cosa quedó ahí se equivocan: no se levantó de la silla de ruedas nunca durante el rodaje, obligando al equipo a tratarlo como si fuera un real discapacitado. Hasta hubo que alimentarlo.
Cuando hizo El último de los mohicanos (1992), se consagró tanto al papel que ganó casi 30 libras de peso, se fue a vivir al bosque acompañado por un rifle, en casi completo aislamiento, aprendió a pescar, a despellejar animales, a comer su carne, a construir canoas y a disparar en movimiento.
Cuando rodó Las brujas de Salem (1996), el loco genial de Day-Lewis decidió irse a vivir al pueblo que se iba a utilizar como set en Massachusetts, y allí trabajó la tierra y construyó la casa en la que iba a vivir su personaje (para los que llevan notas: era carpintero antes que actor).
En el nombre del padre (1993), le consiguió su segunda nominación al Oscar. Para ese papel como prisionero del conflicto irlandés, perdió casi 40 libras, comió las mismas raciones que los presos, pasó dos noches sin comer ni beber en la celda de las locaciones, vivió dentro y con la agonía de los prisioneros reales.
Con El boxeador (1997) se convirtió en un púgil de verdad, que boxeaba con tanto ímpetu como cualquiera en su división y acabó con la nariz rota y una hernia.
Se tomó un receso hasta 2002. En ese año, hizo Pandillas de Nueva York, en la que de nuevo impresionó con su nueva voz, con su nueva postura, con su nuevo rostro y un papel memorable que le valió su tercera nominación al Premio de la Academia y para el cual aprendió el oficio de carnicero y el arte de lanzar cuchillos.
En Petróleo sangriento, papel por el que consiguió su segundo Oscar, decidió vivir como los buscadores de petróleo de inicios del Siglo XX y luego trabajar un personaje que va transformándose hasta convertirse en la representación de la ambición, la soledad y la locura. Otra vez, Day-Lewis creó nuevos registros para su voz y su aspecto físico.
Ahora, en Lincoln, Day-Lewis se calza los zapatos del décimo-sexto presidente de los Estados Unidos y lo hace con un absoluto dominio del entorno, con una calma pasmosa, con una calculada simpatía que te seduce antes de que te des cuenta.
En la vida real, Daniel Day-Lewis luce un tipo agradable, habla con un acento culto y tiene tatuados los nombres y las manos de sus tres hijos. Y algunos sospechan que está actuando.