Movie Suite© por José D'Laura

jueves, abril 14, 2011

64to. Festival de Cannes: la selección oficial

Sorprendente confrontación generacional y estilística entre las películas que competirán en el 64to. Festival de Cannes, del 11 al 22 de mayo de 2011, cuya selección oficial ha anunciado el delegado general del certamen, Thierry Frémaux.
Así pues, figuran en competición 19 títulos, ocho de los cuales están dirigidos por primerizos en la Croisette: una proporción enorme que demuestra la intención de dar un nuevo impulso al festival.
Los grandes nombres del cine mundial se mantienen, con todo, fieles a la cita: cuatro antiguos ganadores de la Palma de oro (Lars von Trier, Nanni Moretti y los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne) y siete directores laureados con otros premios en Cannes (Almodóvar, Kaurismäki, Sorrentino, Cavalier, Bilge Ceylan, Kawase y Malick) competirán por el máximo galardón.
Sin embargo, la 64ta. edición también abre sus puertas a una nueva pléyade de autores integrada, además de por Bonello, que participará por segunda vez en el certamen, por nada menos que ocho neófitos que lucharán por llevarse la palma: Maïwenn, Ramsay, Winding Refn, Mihaileanu, Miike, Cedar, Schleinzer y Leigh (los dos últimos con sus primeros largometrajes bajo el brazo).
Destaca también la presencia de cuatro directoras en la selección oficial de este año, una cifra récord.
Europa domina con claridad la competición oficial: 12 películas firmadas por tres franceses (Bertrand Bonello, Alain Cavalier y Maïwenn), dos italianos (Nanni Moretti y Paolo Sorrentino, quien dirige su primera película en lengua inglesa) y por el español Pedro Almodóvar, que finalmente ha aceptado la invitación de Cannes después de haberse planteado retrasar la entrada de su último trabajo en el circuito festivalero.
A ellos hay que añadir un danés (Lars von Trier), una pareja belga (los hermanos Dardenne), una británica (Lynne Ramsay), un finlandés (Aki Kaurismäki), un rumano (Radu Mihaileanu) y un austriaco (Markus Schleinzer).
El turco Nuri Bilge Ceylan hace de enlace entre el Viejo Continente y Asia, que contará con dos japoneses (Naomi Kawase y Takashi Miike con una película de samurais) y con el israelí Joseph Cedar.
Latinoamérica es la gran ausente en la carrera por la Palma de oro, mientras que Australia estará representada por Julia Leigh y Estados Unidos, por Terrence Malick (que vuelve a la competición que lo descubrió en 1979) y Drive, dirigida por el danés Nicolas Winding Refn.

Fuera de concurso se proyectará una apetitosa serie de películas, comenzando por Midnight in Paris, de Woody Allen, que abrirá el festival. La seguirán Piratas del Caribe: En mareas misteriosas, de Rob Marshall; The Beaver, de Jodie Foster, y La conquête, de Xavier Durringer (que analiza la campaña de Nicolas Sarkozy durante las últimas elecciones presidenciales).
Selección oficial

Competición
La piel que habito - Pedro Almodóvar (España)
L’Apollonide - Bertrand Bonello (Francia)
Footnote - Joseph Cedar (Israel)
Pater - Alain Cavalier (Francia)
Once Upon a Time in Anatolia - Nuri Bilge Ceylan (Turquía)
Hanezu no Tsuki - Naomi Kawase (Japón)
Le Gamin au Vélo - Luc y Jean-Pierre Dardenne (Bélgica)
Le Havre - Aki Kaurismäki (Finlandia)
Sleeping Beauty - Julie Leigh (Australia)
Tree of Life - Terrence Malick (Estados Unidos)
Polisse - Maïwen (Francia)
La Source des femmes - Radu Mihaileanu (Francia)
Habemus Papam - Nanni Moretti (Italia)
Ishimei (Hari-Kiri: Death of a Samurai - Takashi Miike (Japón)
Michael - Markus Schleinzer (Austria)
We Need to Talk About Kevein - Lynn Ramsey (Reino Unido)
Melancholia - Lars von Trier (Dinamarca)
This Must Be The Place - Paolo Sorrentino (Italia)
Drive - Nicolas Winding Refn (Estados Unidos).



miércoles, abril 13, 2011

Verano cinematográfico USA 2011

Hollywood es una maquinaria de hacer dinero en las taquillas y cada verano es la ocasión para demostrarlo.
Como cada año, el verano (cinematográfico) comienza cada vez más temprano y para la ocasión arranca el 29 de abril con la quinta parte de Rápido y furioso, o sea, más de Vin Diesel, ahora en Brasil. ¿Necesitan alguna referencia?.
Este es el resto de los títulos, con su fecha de estreno en Estados Unidos:
6 de mayo: Thor con Chris Hemsworth, botado como un perro del Olimpo, y Natalie Portman, recién premiada ella.
13 de mayo: Bridesmaids, comedia de enredos con Kristen Wiig y Maya Rudolph.
20 de mayo: Piratas del Caribe, la saga que protagoniza Johnny Deep. ¿Necesitan alguna referencia?
27 de mayo: ¿Qué pasó ayer? 2, era de esperarse después del éxito de la comedia que protagoniza Bradley Cooper que hicieran la secuela. Lo único que cambia: en vez de Las Vegas, ahora en Tailandia.
3 de junio: X-man: First Class, protagonizada por James McAvoy y Jennifer Lawrence.
10 de junio: Super 8 es el nuevo trabajo de J.J. Abrams, producido por Steven Spielberg.
17 de junio: Linterna verde, otro superhéroe, esta vez encarnado por Ryan Reynolds.
24 de junio: Cars 2 ¡y terminará la espera! de quienes disfrutamos con la primera entrega de estas divertidas historias de John Lasseter y Brad Lewis.
1 de julio: Transformers 3: para ser sincero, yo no entendí la segunda parte, pero como hizo tanto dinero, Michael Bay nos pondrá más robots a luchar.
8 de julio: One Day, la comedia romántica del verano con Anne Hathaway y Jim Sturges.
15 de julio: Harry Potter y las reliquias de la muerte (Parte 2). Con este filme acaba una de las sagas más exitosas del cine.
22 de julio: Capitán América, otro superhéroe, protagoniza Chris Evans y dirige Joe Johnston.
29 de julio: Los pitufos, para quienes disfrutamos de la serie de los enanitos azules, podremos verlos en pantalla grande y 3D.
5 de agosto: Rise of the Planet of the Apes. ¿Otra vez? No se cansan de intentarlo con las versiones de la serie de televisión. Su mejor carta de triunfo: protagoniza James Franco.
12 de agosto: 30 minutes or less. Jesse Eisenberg, nominado gracias a La red social, protagoniza este thriller de un repartidor de pizzas puesto a prueba por unos bandidos.
19 de agosto: Conan el bárbaro. ¿Otra vez?
26 de agosto: Final Destination 5. ¿Necesito decir algo?
2 de septiembre: Colombiana, protagonizada por Zoe Saldaña en una especie de Kill Bill latinoamericana.
9 de septiembre: Warrior con la dupla de Tom Hardy y Nick Nolte.
23 de septiembre: Abduction protagonizada por la parejita de los titulares: Taylor Lautner y Lilly Collins.

martes, abril 05, 2011

Natalie Portman es el cisne negro de Darren Aronofsky

Para comenzar, una pertinente aclaración que ha hecho Darren Aronofsky, director de El cisne negro, ante el reclamo que hizo público la doble de Natalie Portman: “Hay 139 tomas de ballet en el filme. 111 de ellas son de Natalie Portman sin ningún tipo de retoque.”. Punto y aparte.
Hace unos años, trece para ser exactos, Darren Aronofsky sorprendió al mundo del cine con Pi, una joya sobre un matemático paranoico en la búsqueda de un número clave que descodificar los misterios de la naturaleza.
Lo que encontramos fue mucha paranoia, que luego descubrimos es una de las constantes en los personajes de Aronofsky, presente, en dosis letales, en El cisne negro.
Hace unos años, diecisiete para ser exactos, Natalie Portman se convertía en el objeto de las fantasías sexuales con su participación en El profesional. Esas fantasías seguían vigentes cuando hizo Closer, en la que compartió protagonismo con Julia Roberts, a quien está llamada a suceder como “la novia de América”.
Portman exuda una sensualidad a flor de piel que renueva nuestras fantasías (explotada en la reciente Amigos con beneficios) y ejercita una sonrisa que desarma al más salvaje varón. Pero, ojo, también sabe actuar y lo ha demostrado con creces en El cisne negro, por la que no sólo ha ganado el Oscar, sino también el Bafta, el Globo de oro, el Premio SAG y de más de una docena de las asociaciones de críticos de Estados Unidos.
Aronofsky explora los oscuros abismos de la paranoia en filmes como Réquiem por un sueño (2000) y El luchador (2008). Con la última, El cisne negro comparte el tema de la angustiosa búsqueda de la perfección profesional que nos lleva a la auto-destrucción personal.
Aunque no fue la idea original, el competitivo mundo del ballet se le hizo ideal para plasmar en escena todo el sacrificio personal que conlleva bailar El lago de los cisnes. Pero también la pérdida de la cordura cuando vemos en cada persona un rival o en cada evento un obstáculo para que alcancemos la perfección. Portman actúa de manera impresionante este estado paranoico y, aunque no suma a su calidad como actriz, gana puntos cuando nos enteramos de que pagó de su bolsillo el entrenamiento por un año que le permitió danzar en las escenas que era necesaria su presencia.
Aronofsky vuelve con sus piruetas técnicas habituales en que deforma la realidad para presentarnos la perspectiva de sus personajes, y ya no basta el “ver para creer” en este juego de espejos que cuestionan todo lo que vemos, porque antes debemos preguntarnos desde cuál óptica estamos siendo testigos de la vida y de la muerte.
Aronofsky seduce a la audiencia, nos seduce, como la Odile-cisne negro al Príncipe del cuento, y nos atrapa sin remedio en su laberinto hipnótico, peligroso, inexpugnable.