Movie Suite© por José D'Laura

lunes, junio 21, 2010

Toy Story 3: el nuevo éxito de la Factoría Pixar


Hará poco más de un año, expresaba mi entusiasmo por la película de animación UP: una aventura de altura. Aproveché la ocasión para destacar el éxito arrollador de la Factoría Pixar, un proyecto de John Lasseter que ha llegado al infinito (rigor creativo) y más allá: 5 premios Oscar con 10 filmes.
El entusiasmo ha sido renovado con la propuesta Pixar para el verano Toy Story 3, que ha debutado en el primer puesto de las taquillas con una recaudación de US$109 millones.

Esta impresionante historia de éxitos comenzó en 1995 con el lanzamiento de Toy Story, dirigida por John Lasseter. Este fue el primer filme completamente generado por computadoras (CGI, por sus iniciales en inglés) y significó el descubrimiento de un nuevo mundo de posibilidades en el campo de la animación. Fue galardonado con un Oscar especial.

Le siguió Bichos (1998, John Lasseter) que recaudó unos US$163 millones en las taquillas. Toy Story 2 fue lanzada en el 1999 y sus US$246 millones en las taquillas no dejaban lugar para las dudas: estaban en presencia de un filón de oro.

Monsters, Inc (2001) no sólo significó el debut como realizador de Pete Docter, sino también el establecimiento de Pixar como indiscutible sello de garantía taquillera: su recaudación fue de US$256 millones.

Vino entonces Buscando a Nemo (2003). Otro de los animadores de Pixar, Andrew Stanton, debutó como realizador del filme que recaudó unos US$340 millones y se llevó el Oscar como Mejor Filme de Animación.

Los increíbles fue el lanzamiento Pixar para el 2004. Esta vez dirigió Brad Bird, la taquilla fue excelente (US$261 millones) y se llevó el Oscar como Mejor Filme de Animación.

Cars en el 2006 sirvió para la vuelta de Lasseter como director y engrosó a las arcas de sus productores la nada despreciable suma de US$244 millones.

Ratatouille (2007), segundo trabajo de Brad Bird, se disfrutó como un plato gourmet por los cinéfilos y consiguió US$206 millones en las taquillas.

Apenas el pasado año, Wall-E (Andrew Stanton) sobrepasó todas las expectativas con US$223 recaudados y su flamante Oscar como Mejor Filme de Animación. Ojo: la Asociación de Críticos de Los Angeles la eligió Mejor Filme del Año.

El pasado 7 de marzo de 2010, UP: una aventura de altura, de Pete Docter, fue premiada con el Oscar a la Mejor Película de Animación, abrió el Festival de Cannes y sumó US$293 millones a los bolsillos de sus felices productores.

La cosecha continuará para Pixar: The Bear and the Bow y Cars 2 serán sus propuestas para el próximo año, mientras se ultiman detalles para el lanzamiento de Brave en el 2012.

Espera su turno al bate Sulley (el oso de Monsters) que reaparecerá en el 2013. Ya lo esperamos con una sonrisa a flor de piel.

lunes, junio 07, 2010

El nuevo Robin Hood de Ridley Scott


Con Robin Hood todos simpatizamos porque es un héroe medieval que atracaba a los ricos que cruzaban el bosque de Sherwood para repartir el botín entre los pobres.
El Cine, que hace uso de su fuerza de convencimiento para poner a soñar a las masas, echó mano a esta historia desde muy temprano: la primera versión la protagonizó Robert Frazer en Robin Hood (1912, Etienne Arnaud).

Al Errol Flynn de la mítica Las aventuras de Robin Hood (1938, Michael Curtiz y William Keighley) es el que se tiene se referencia obligatoria al hablar del personaje.

Sean Connery nos flechó para siempre cuando protagonizó Robin y Marian (1976, Richard Lester) y Kevin Costner por poco nos mata del disgusto cuando protagonizó Príncipe de ladrones (1991, Kevin Reynolds).

Todos hemos visto la versión animada de Disney, Robin Hood (1973, Wolfgang Reitherman) en la que el héroe era, literalmente, un zorro.

El problema es que todas han reducido al personaje a una especie de pillo carismático sin brindar otros elementos a la historia.

El gran mérito de Ridley Scott y de su guionista (el siempre brillante) Brian Helgeland es que han hecho una precuela del personaje, es decir, antes de que marcara al bosque de Sherwood como su territorio personal, que es la reducida historia que conocemos. Y no crean que asumen postura catedrática. Todo lo contrario: Robin Hood presenta los hechos históricos de forma amena y disfrutable.

Recordemos que hace un par de semanas, Robin Hood abrió el Festival de Cannes y ese hecho habla de lo bien impresionados que quedaron los organizadores del más prestigioso festival de cine del mundo. Es lo que nos lleva a hacer el primer pronóstico de la temporada: Robin Hood obtendrá varias nominaciones al Oscar.

Recordemos también que Ridley Scott y Russell Crowe trabajaron juntos en Gladiador, filme que le permitió al malcriado neozelandés convertirse en una megaestrella, gracias a su Academy Award como Mejor Actor. Ese tándem tiene otros tres títulos: Un buen año (2006), American Gangster (2007) y Red de mentiras (2008).

La pregunta que todos se hacen es: ¿Qué harán primero, una secuela de Gladiador o Robin Hood 2?