Movie Suite© por José D'Laura

lunes, mayo 24, 2010

Cannes 2010: los ganadores


El filme El tío Bonmee se acuerda de sus vidas pasadas del tailandés Apichatpong Weerasethakul se ha llevado la palma de oro, lo que deja suponer que el estadounidense Tim Burton y el español Víctor Erice tienen gustos convergentes al otorgar el máximo premio a un brillante cineasta autor, militante contra la censura en su país y muy poco conocido por el público en general.
Weerasethakul había ganado ya el premio del jurado en 2004 con Tropical Malady. Su estilo es inconfundible, de una belleza plástica admirable y su obra tiene la coherencia y la poesía de un Jean Cocteau del cine tailandés.

Un palmarés que muestra la vitalidad del cine asiático, pues el coreano Lee Chang Dong se lleva el premio al mejor guión con Poetry, la historia de una entrañable anciana interpretada por Yoon Hee Jeong.

El premio el de interpretación femenina se lo llevó Juliette Binoche, con la película franco iraní Copie Conforme de Abbas Kiarostami. Francia recoge así mismo dos premios más con la mejor dirección para Mathieu Amalric por Tournée y Hombres y dioses de Xavier Beauvois gran premio del jurado.

El premio de interpretación masculina fue compartido ex aequo por el español Javier Bardem en Biutiful y por el italiano Elio Germano en La nostra vita.

El cine latinoamericano goza también de buena salud y está bien reflejado en este palmarés, no sólo con la película del mexicano Iñárritu que se lleva el premio con Bardem, sino también con el premio Cámara de oro a la mejor ópera prima que fue para Michael Rowe, director de origen australiano afincado en México, por Año bisiesto: un relato vigoroso sobre una joven periodista que tiene una relación sadomasoquista que va a poner a prueba sus límites.

Los premios en la sección “Una cierta mirada” de la selección oficial, para la película peruana Octubre de los hermanos Daniel y Diego Vega, y para las tres actrices de la película argentina Los labios de Santiago Loza e Iván Fund prueban también la vitalidad del cine latinoamericano.



miércoles, mayo 12, 2010

Oficialmente: ya arrancó el Verano 2010


Con el estreno de Iron Man 2 se abre la temporada del verano cinematográfico en los Estados Unidos. Los cines se llenan de adolescentes malcriados y niños chillones, de fundas de palomitas y vasos de refresco, de lentes 3D. Algo grande estamos pagando.
De cualquier manera, un repaso por los principales títulos del verano 2010:

7 de mayo: Iron Man 2 repite la misma fórmula: Robert Downey Jr. (actor), Gwyneth Paltrow (actriz) y Jon Favreau (director) con los deliciosos añadidos de Mickey Rourke (adorable bandido) y Scarlett Johansson (adorable bandida). Es dinero seguro. Lo que falta por saberse es cuánto recaudará la nueva entrega del hombre de hierro.

14 de mayo: Robin Hood, protagonizada por Russell Crowe y Cate Blanchett, y dirigida por Ridley Scott. Todos han ganado el Oscar, pero eso no garantiza nada. Más le suma al expediente su selección para la noche inaugural del Festival de Cannes.

21 de mayo: Shrek 4: una de las franquicias más taquilleras del cine regresa en 3D. La diversión está garantizada.

28 de mayo: tendremos, por el lado adolescente-masculino a Príncipe de Persia (protagoniza Jake Gyllenhaal y dirige Mike Newell) y, por el lado adolescente-femenino a Sexo en la ciudad 2 (protagonizan SJP, Kim, Kristin y Cynthia y dirige Michael Patrick King).

4 de junio: Killers con Ashton Kutcher y dirigida por Robert Luketic.

11 de junio: The A Team, una trepidante película de acción protagonizada por Liam Neeson (trabajando más que nunca) y Bradley Cooper.

18 de junio: Toy Story 3: la diversión está garantizada, ahora en 3D.

25 de junio: Knight and Day protagonizada por Tom Cruise y Cameron Diaz, dos de los imanes de taquillas más probados de Hollywood.

30 de junio: Eclipse: ya saben, una chica entre un vampiro y un hombre lobo. Y las glándulas de las adolescentes que llenan de gritos el cine. Es la saga del siglo XXI.

9 de julio: Mi villano favorito, en 3D, promete hacer reir a los amantes del humor ácido. No en vano Steve Carell presta su voz a Gru, el pillo más infeliz del mundo.

16 de julio: The Sorcerer’s Apprentice con el Maestro Nicolas Cage defendiendo al mundo de los maleficios del brujo Alfred Molina. ¿Creció Harry Potter?

23 de julio: Salt, un filme de espías y acción con Angelina Jolie en el papel estelar.

30 de julio: I Love You Phillip Morris. Si esta película logra respaldo, abrirá un nuevo capítulo en el marketing cinematográfico: ¿Jim Carrey y Ewan McGregor, pareja gay?

6 de agosto: The Other Guys, nueva oportunidad para Will Ferrer demostrar que puede llevar a alguien a una sala de cine. De no lograrlo, ganará su pasaje a la tierra perdida.

13 de agosto: Eat, Pray, Love. Julia Roberts no tiene nada que demostrarle a nadie. Y, en la búsqueda de equilibrio luego de un divorcio, recorre medio mundo hasta encontrarse con Javier Bardem.

20 de agosto: Takers. Los chicos malos Matt Dillon y Paul Walker planean el asaltoa un banco y conseguir unos $20 millones de los verdes.

27 de agosto: Piranha. Protagoniza Elisabeth Shue y advierto desde ahora que si un pajarito de esos pica esa mujer, le voy a pegar fuego al cine. Para colmo, ahora muerden en 3D.

El 3 de septiembre es la fecha que, tradicionalmente, cierra el verano. Este año, no hay ningún gran disparate programado. La que se anuncia es The American con George Clooney y la alemana Thekla Reuten, dirigidos por el renombrado Anton Corbijn. En los corrillos de Hollywood es de los primeros títulos que se menciona con posibilidades para el Oscar.

Fuera del verano, pero también con muchas expectativas, está Wall Street 2. Oliver Stone dirige la continuación de su éxito del 1987. Protagoniza Michael Douglas quien, al igual que Harrison Ford, testamenta a favor de Shia LaBeouf.



miércoles, mayo 05, 2010

Un pasaje de ida, ahora en dvd


(Hace unos años, escribí una nota sobre la historia del Cine Dominicano. A propósito del lanzamiento en dvd de Un pasaje de ida, reproduzco algunos de los párrafos dedicados al filme de Agliberto Meléndez.)

En 1987, Meléndez hipotecó su apartamento para poder financiar su película Un pasaje de Ida y, prácticamente, introdujo equipo para filmar de contrabando al país. La misma se basaba en los trágicos eventos del barco carguero Regina Express, que costaron la vida a más de 20 dominicanos.

Aunque el caso ocupó la primera plana de los diarios y conmovió la conciencia nacional, muy pronto salió de los grandes titulares y pasó a formar parte de esa cosa indescifrable y enmarañada que se llama proceso judicial.

Agliberto Meléndez quiso que nadie olvidara y construyó un poderoso drama sobre uno de los aspectos más negativos de la realidad dominicana: la desconfianza en nuestro futuro, la falta de fe que empuja a muchos a lanzarse a las aguas del mar Caribe en busca de la esperanza perdida. Muchos pierden la vida antes de llegar a las costas de Puerto Rico (víctimas de los tiburones de tierra y mar), los más afortunados pierden la dignidad trabajando en condiciones de informal esclavitud hasta que son ubicados por el Servicio de Migración y son repatriados en el acto. A otros los asfixian en el tanque de lastre como sucede con los personajes de Un pasaje de Ida. Un drama que se repite una y otra vez, una y otra vez y que ha terminado insensibilizándonos ante una tragedia de magnitudes bíblicas.

Meléndez era ya conocido en los círculos cinéfilos por cortos como El hijo, basado en el cuento de Horacio Quiroga, y por su magnífico El mundo mágico de Gilberto Hernández Ortega, homenaje a uno de los maestros de la plástica dominicana, pero Un pasaje de Ida le permitió llegar a un público mucho más amplio que, por primera vez, se sintió parte del drama que se veía en pantalla.

Antes, debió romper el cerco que imponen las compañías distribuidoras de películas para controlar todo lo que se exhibe en las salas de cine del país.

En su presentación por varios festivales internacionales, Un pasaje de Ida cosechó una impresionante cantidad de premios, evidente señal de aprecio y apoyo de parte de quienes la vieron. Incluso, Un pasaje de Ida llegó a estar entre las favoritas para ser nominadas al Oscar como Mejor Película Extranjera. Como suele suceder con muchos productos dominicanos, nos faltaron recursos para la promoción.

El elenco de Un pasaje de Ida estuvo encabezado por: Carlos Alfredo, Angel Muñiz, Angel Haché, Delta Soto y Rafael Villalona. La música fue escrita por Rafael Solano, mientras la fotografía y la edición estuvieron al cuidado de Pedro Guzmán y Pericles Mejía, respectivamente. (Las excelentes condiciones de Guzmán eran conocidas gracias a su corto Carnaval y caretas). El libreto estaba firmado por Danilo Taveras, con amplia experiencia en el mundo del teatro.